viernes, 31 de marzo de 2017

Cassandra es la víctima, aunque no sea "inocente".


Como siempre he dicho, sobre todo a mis hijos, a lo que más miedo tengo es a tener miedo; por tanto, voy a decir lo que pienso sobre Casandra y quienes la han condenado.
Los chistes de Cassandra no me hacen gracia, los considero de mal gusto, sin gracia, ni siquiera ingeniosos. Al fin y al cabo son muy similares a los que en su día contaron muchos humoristas hace treinta y cuatro años. Claro, que entonces, a pesar de estar reciente la muerte del dictador, había mucha más democracia que ahora. Además, jamás haría chistes sobre la muerte de nadie, ni siquiera de un personaje como Carrero Blanco.

Cassandra, es la víctima. Sí, Casandra ha contado sus malos chistes, a mi parecer, (a otros pueden parecerles geniales), creyendo la gran mentira que en España habñia democracia.

Cassandra por tanto, es culpable de creer que vivía en un país democrático, cuando en realidad es un país cleptocrático, apéndice directo del anterior Régimen genocida y terrorista del general Franco, siendo sus hijos ideológicos quienes gobiernan, mandan y mueven los hilos del poder político y económico.
Casandra ha cometido ese error, por tanto no es inocente, el actual Régimen es una burda imitación de lo que debe ser una democracia. NO debemos recurrir a los organismos de justicia española, contaminados por el fascismo residual, y presuntamente por la mafia política y económica, debemos acudir, como hacen las víctimas de los regímenes totalitarios a las Cortes de Justicia Internacional. Al Tribunal de la Haya.
Porque es mucho mayor crimen la condena a Cassandra, que sus malos chistes.
Por cierto, dentro de unas horas será el aniversario de la Victoria de General Franco, el mayor terrorista de la historia de España, 146.000 de sus victimas todavía esperan en las cunetas. Su Régimen, en forma de monarquía "parlamentaria", continua vivo y coleando, y la fundación que lleva su nombre y hace apología del terrorismo, es legal y recibe subvenciones del este gobierno presuntamente "democrático".
Por último...¿Por qué los fascistas gobernantes tienen tanto miedo a la libertad de expresión? 
¿Por qué temen que se cuenten chistes sobre Carrero Blanco?

Aquí tocaría el chiste malo, que tengo en la cabeza, posiblemente menos inocente que los de Cassandra; pero, como yo no me creo que España sea un país democrático; aunque os lo pongo fácil no lo cuento. La imagen de la mítica Cassandra os puede ayudar, a veces también puedo ser tan retorcido como los dementes censores del Régimen.
Salud para todos y Democracia para España, lo cual es lo mismo que Salud y República.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...