martes, 28 de junio de 2016

Los cómplices (Hiltler llegó al poder de manera democrática)

Tal vez, solo tal vez, si hiciese una pregunta nada inocente a mis amigos y paisanos que han votado a una asociación de malhechores y corruptos, comprendería lo que sentimos muchos. 

Es cierto, que la luz separa los colores y en la oscuridad se concentran. Que todos y nadie, aspiramos a ser los sacerdotes de nuestra propia religión, que todos tenemos nuestras razones o justificaciones ante los demás; pero, sobre todo ante nosotros mismos, para obrar de una manera u otra. 


Por culpa de las religiones, de las creencias, en nombre de todos los dioses, en nombre de todas las ideologías, se ha matado, violado y justificado esos asesinatos y esas violaciones. No es nada nuevo bajo el sol, que incluso en nombre de la paz se han declarado las más criminales guerras, que todavía hoy riegan de sangre, no solo allá donde las localizaron, sino también en nuestro país, en Madrid, en París, en Londres, Orlando...


Hasta ahí es donde yo quiero llegar, nadie, nadie comprendería que un grupo terrorista se presentase a las elecciones y hubiese gente tan miserable que les votase, aunque fuese en nombre del Dios supremo. Sin duda muchos votarían esa opción. Tampoco nadie entendería que la Camorra Napolitana se presentase a las elecciones, a pesar de haber sembrado de muerte Italia, de traficar con personas, desahuciar y robar la casa a mucha gente, enriquecerse a costa del pueblo...Sin embargo, la mafia napolitana, la mafia calabresa, también se presentaban a las elecciones y sus representantes eran elegidos alcaldes, diputados o senadores. Durante muchos años los italianos votaban a mafiosos que sabían que eran mafiosos, de manera democrática. En España, durante muchos años muchos españoles votaban por opciones políticas que apoyaban a ETA, además de manera masiva en Euskadi. Y la mayoría de los españoles, como es lógico, rechazábamos que se votase esa opción. Y a pesar de que era ejercida de manera democrática, pues la llevaban a cabo personas libres que ejercían ese derecho al voto libre, considerábamos a los votantes de esa opción, cómplices de terrorismo.


Sin embargo, amigos, consideremos digno de respeto y de lo más democrático y natural el votar a organizaciones que de manera masiva han saqueado el país cual mafias sicilianas, calabresas, napolitanas. Organizaciones que han sembrado la muerte, el hambre y la desesperación, que han sembrado el terror entre las capas más vulnerables de nuestra sociedad...

Lo siento, NO VOY A HACER LA PREGUNTA, tampoco no voy a decir de organización de la que estoy hablando. Todos sabemos que organización ha realizado todo eso y a pesar de ello ha cosechado millones de votos, de manera democrática, como Hitler. 

lunes, 27 de junio de 2016

Mis condolencias a las víctimas de PP


Mis más sinceras condolencias a los familiares de las víctimas causadas a raíz de los desahucios, de los despidos, de la desesperación, del terror institucionalizado.
Las velas de la esperanza por una España mejor y más democrática no se han plegado, han ardido quemadas por marrullerías y traiciones inconfesables. España durante estos cuatro años ha sido una nave a la deriva que ha ido soltando lastre, tirando a los pobres a las fauces de los lobos, de los perros de presa. En estos años a los más pobres y vulnerables se les ha robado el cobijo de la más humilde de las bóvedas, se les ha negado y robado a más de 500.000 familias su modesta techumbre. Los misiles del terror se han adueñado de miles y miles de familias hambrientas por culpa del saqueo al que ha sido sometido el país, se ha practicado el robo desde el poder, no como un caso aislado, sino sistemático y a las víctimas de se las ha arrastrado por el lodo, por el estiércol hasta convertir sus lamentos, sus gritos de desesperación en rebuznos faltos de dignidad.
Me niego a creer que más de siete millones de personas hayan votado a los miserables que han llevado a cabo estos execrables hechos. Me niego una y mil veces. Tal vez en un vano intento de sentirme; a pesar de todo, español. Porque sí, yo también soy español, español, como aquella manada de cómplices que coreaban ante la sede de una organización condenada por corrupción. No obstante, me avergüenzo de esa España que ellos defienden, de esa España sin dignidad que vota a presuntos delincuentes.
La virgen violada tiene el himen roto, por mucho que quieran decir que es casta y pura, por mucho que la enjabonen en las aguas del río Ganges, millones de zánganos la han violado y su hedor apesta por los cuatro puntos cardinales de este podrido reino. A mi, desde luego, no me representa. A pesar de ello me niego a creer que un tercio de los votantes ha votado a esa caterva de presuntos delincuentes. Me inclino, sabiendo su condición, que han hecho trampa, como en tantas otras ocasiones.
Esos votos cómplices al partido de la corrupción es una licencia para seguir mangando, recortando en sanidad, en educación, para rescatar a las mafias financieras a costa de los españoles de a pie, a llevar a cabo, todavía más criminales reformas laborales, a amordazarnos todavía más, a que este escrito merezca más cárcel que un corrupto robe al pueblo millones de euros y sea más penado robar una bandeja de carne de siete euros que saquear el país entero...
Pero eso, sí, tapándonos la nariz por el hedor que sale de las casas de los cómplices que han votado a esa presunta organización (¡uy que miedo!) cada uno que le ponga el calificativo que quiera, como si queréis patriotas, saldremos a la calle orgullosos y contentos y gritaremos con la mano en el pecho:
¡SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOOOOOOOOOOOOOL!
Guardaré tres días de luto en recuerdo de las víctimas de suicidios/asesinatos, traicionadas, Razón por la cual no contestaré durante a estos tres días a los comentarios. Acabo de desinstalar facebook del móvil. Esas víctimas merece al menos mi respeto.

sábado, 25 de junio de 2016

Carta abierta a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (antes de saber el resultado)


Compañeros, tal vez ninguno de los dos seáis el modelo de primer ministro que quiero para mi país (España) No digo presidente porque presidente es otra cosa, que hoy por hoy, ese puesto está usurpado por el heredero de un dictador. Ambos aspirarais al puesto de primer ministro. Ojalá aspiraseis a Presidente.

Los programas de PSOE y UNIDOS PODEMOS, tienen muchas semejanzas, más de las que yo quisiera. Pues ninguno de los dos habláis de recuperar la Soberanía Popular, arrebatada tras un genocidio por el dictador.

En las elecciones del 20 diciembre, ambos cometisteis torpezas imperdonables para quien aspira al puesto de primer ministro. Vamos a olvidarlas, vamos a empezar de nuevo.

Olvidemos que tú, Pedro Sánchez, podías haber sido primer ministro, sabes que jamás con la condición de ir preñado por Albert Rivera. Sabías que eso nadie de izquierdas se casaría contigo si ya imponías una amante innegociable para con quien se supone que te debías casar. Perdona la comparación. Tú sabrás quien te impuso ese pacto inviolable con Albert Rivera. Lo vamos a olvidar.
  Olvidemos que tú, Pablo Iglesias, pecaste de soberbio cuando te postulaste para viceprimer ministro. En cierto modo humillaste a la novia con la que te querías casar. Rompiste el encanto, aunque a un cobarde le hiciste que se cagará patas abajo y renunciarse a presentarse, facilitando que se postulase Pedro Sánchez.

Yo tengo claro, quienes fueron los culpables, y creo que afortunadamente muchos españoles, que debido a esa percepción van a cambiar su voto. Yo no os vote ni a uno ni a otro, a quien vote va a ahora en coalición dentro de Unidos Podemos.

TODO ESO VAMOS A OLVIDARLO.

No sé quién sacará más votos, la única encuesta real es la de las urnas, sino no hacen trampas, Fernández Díaz no es un ejemplo de demócrata ni de juego limpio, más bien todo lo contrario. Dicho esto, ambos debéis poner todo vuestro esfuerzo en llegar a un acuerdo de gobierno, sin agentes extraños a lo que debe ser un Gobierno del Cambio. Si está Ciudadanos dentro, no es un Gobierno del Cambio, no es un Gobierno de Izquierdas. Quien gane que sea primer ministro, quien quede segundo que sea vice primer ministro. Un gobierno de izquierdas, progresista, “A la valenciana”. Quien no lo haga, será juzgado por el pueblo, por traicionar las justas aspiraciones del pueblo que sufre.  Lo dice una víctima del Gobierno Mariano Rajoy, tres años y medio desempleado y más de año y medio sin cobrar. Yo todavía me defiendo, mucha gente pasa hambre, Necesitamos un gobierno de izquierdas, no un pelele del IBEX 35. 

Lo he hablado con algunos amigos, tanto de Podemos, como PSOE, Izquierda Unida y Compromis. Salvo excepciones estamos de acuerdo.

Solo hay dos alternativas, solo dos posibilidades de Gobierno:

PSOE/UNIDOS PODEMOS ó PSOE/PP. Ciudadanos no sumó en las pasadas elecciones, y ahora tampoco sumará. Dejar gobernar a la mafia, por activa o por pasiva sería una TRAICIÓN AL PUEBLO Y POR TANTO A ESPAÑA.


Juntos podéis lograr cambiar el país, hacer que mucha gente pueda volver a sonreír…

NO NOS TRAICIONÉIS.

Salud e inteligencia para gobernar y República para España



Atentamente: Paco Arenas

martes, 21 de junio de 2016

¿No pretenderás que vote al Coletas?

Con Jesús he compartido muchas cervezas y cafés. Siempre creyó tener las ideas muy claras; aunque lo más claro que tuvo siempre fue su falta de compromiso y el temor a ser despedido. No obstante, se consideraba, hasta hace muy poco, de izquierdas.


Llevaba más de quince años sin verlo. Ambos nos alegramos mucho, y al despedirnos quedamos, como quince años atrás en que nos llamaríamos de vez en cuando. Nos sentamos en un bar, e inevitablemente, tras hablar de mi novela, terminamos hablando de política. Como castellanos que somos los dos, hablamos del mal en muchos casos irreparable que ha llevado a cabo Cospedal en cuatro años.

Hablamos del cementerio nuclear de Villar de Cañas, un tumor maligno en el corazón de nuestra provincia, que intento inyectad la muy prescindible de Castilla-La Mancha. También de los niños con cáncer, despreciados por la junta y su máximo responsable, el muy despreciable Echániz, también de esos niños sanos que les diagnosticaban la necesidad de una intervención quirúrgica de riesgo, los abrían en canal en hospitales privados que facturaban a la Junta de Comunidades, y los volvían a coser sin llevar a cabo ninguna operación, porque la única operación era la económica para llenar los bolsillos de los amigetes.  Hablamos del sufrimiento de esos niños, de esos padres y de lo miserable que nos parecía que muchas personas lo sepan y a pesar de ello, voten a esos desalmados, sin ponerse en la piel de los padres o de los niños, más todavía.

 Hablamos de la corrupción, de que se robe al pueblo y eso provoque la miseria e incluso el suicidio de miles de personas al año, más de 1500 anuales en los últimos seis años, que deberían ser considerados asesinatos terroristas. Que el pueblo lo sepa con pelos y señales y continué votando a esos miserables, ese pueblo se convierte en cómplice. Ambos conforme hablábamos nos indignábamos más y más.

Viendo, que nos indignábamos bastante, convinimos dejar de hablar de política y hablar de nuestra situación personal y familiar. Me dijo que continuaba trabajando en el mismo lugar que hacía quince años, pero ganando menos de novecientos euros al mes, a pesar de que antes ganaba más sin echar horas extras y ahora las echaba.  Su mujer, fue despedida y ahora estaba asegurada cuatro horas y trabajaba ocho, a pesar de ello, no llegaba a los setecientos euros, de los cuales tenía que descontar transporte, quedándole limpios poco más seiscientos euros.  Sus dos hijos, con las carreras terminadas, mano sobre mano, y sin poder hacer un master porque no les llega para comer. Inevitablemente volvimos a hablar de política. Él, el moderado votante del PSOE, parecía un revolucionario jacobino, dispuesto a cortar cabezas, no cesaba de quejarse lo mal que están las cosas, y lamentarse que no sabía por dónde tirar. Yo, más calmado, le dije que era preciso cambiar, dejar de votar a ladrones.

—¿Y a quién votas? Sí son todos iguales, mira Griñan y Cháves, la Susana Díaz, el marido también lo han pillado…

—Hay más opciones, ahora por primera vez la izquierda de verdad se presenta unida a las elecciones. Tiene muchas posibilidades de ganar. Yo voy a votar a los mismos que he votado toda la vida, a mí no me han defraudado…

Se me queda mirando, apura la cerveza de golpe. Llama al camarero y pide otra ronda. Menea la cabeza de un lado a otro.

—Mira, tal y conforme está la cosa, estoy bien. No llego a fin de mes, pero como todos los días. Más vale malo conocido que bueno por conocer.

—¿Sabes que tus hijos con este gobierno no tienen futuro? ¿Qué no van a encontrar trabajo y si lo encuentran van a cobrar una miseria? ¿Sabes…

Intenté hacerle ver de su equivocación, hablándole de lo que más le podía doler, del futuro de sus hijos, que de seguir así jamás tendrían un futuro digno. Del desfalco de la hucha de las pensiones, ya que aspiraba a jubilarse pronto. De que se convertía en cómplice de delincuentes.  Pegó un puñetazo en la mesa ofendido.

—¿No pretenderás que vote al Coletas? Menuda pinta.

—Pues nada.  Sigue votando a ladrones bien vestidos con traje y corbata, que compran con el dinero que te roban —le contesté.

Al despedirnos estaba convencido de que pasarían otros quince años sin llamarnos y sin vernos. Hoy, contra todo pronóstico, me ha llamado, al ver el número reflejado en el móvil, me he sentido tentado a no cogerlo. Al final lo he cogido.

—Que oye, mis hijos, que van a votar al Coletas…—me dijo tras los saludos protocolarios.
—¿Y, tú?

—Pues, eso, que no me fio un pelo del peluquín de Rajoy. Que yo llevo treinta años sin comprarme un traje y los delincuentes de traje y corbata lo compran con el dinero que nos roban.

Nos despedimos tras más de media hora de alegre conversación y quedamos que el domingo a las once de la noche, estaríamos celebrando juntos la victoria de Unidos Podemos.

Paco Arenas

sábado, 18 de junio de 2016

No aspiramos a tomar el cielo por asalto, Unidos Podemos conseguir la República


El próximo día 26 de junio, puede ser el día más hermoso de nuestras vidas. Nada puede contra el poder de la decisión del pueblo, cuando su actitud persevera como el agua en la roca, logra convertir su dureza en insignificantes granos de arena. Así somos nosotros cuando estamos desunidos. Cuando la Izquierda se une y se pone al lado del pueblo, el pueblo puede ser invencible.
No aspiramos, al menos los republicanos, a tomar el cielo por asalto, queremos la República, y la queremos como siempre hemos querido, de manera pacífica. Con el poder de nuestro esfuerzo y trabajo, sin que nadie nos la regale. Los republicanos no nos conformamos con la cada vez más posible victoria de Unidos Podemos, queremos que se sienten las bases de la III ª República Española.
Somos muchos los republicano que apostamos por UNIDOS PODEMOS, a pesar de que no va la República en su programa electoral. Pero si hay algo que estoy seguro que ningún votante de UNIDOS PODEMOS, comprendería es que una vez en el gobierno, no se diesen pasos para la democratización real de España, donde estuviese contemplada de manera prioritaria la elección periódica de nuestro máximo representante.
Queremos otra España, donde no se permitirá prevaricar de manera vergonzante a la Agencia Tributaria, al Ejecutivo, la Fiscalía y abogacía del Estado, para librar a un miembro de la Casa Real de la cárcel o cualquiera que tenga dinero, o poder político o economico. Donde nadie, ni el presidente de la República, este aforado o blindado, ante los posibles crímenes que pudiera cometer.
No, los republicanos no aspiramos a tomar el cielo por asalto, aspiramos a algo tan básico como poder ejercer la soberanía nacional como pueblo, aspiramos a la República.
©Paco Arenas
“Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos…”
Miguel de Cervantes

domingo, 12 de junio de 2016

¡Unidos Podemos conseguir la República!

    
Mi voto está claro, voy a votar a la opción republicana que siempre he votado, ahora integrada en Unidos Podemos. Creo que con diferencia es la mejor opción para España. Una opción que ha despertado ilusiones y esperanzas, tal vez demasiadas. Cada día está más claro que un mayor número de españoles están dispuestos a dejar de escuchar los mensajes del miedo lanzados por corruptos, ladrones y especuladores metidos en política para medrar.  Delincuentes que se envuelven en la bandera para robar a la patria. Políticos a sueldo de las oligarquías nacionales e internacionales; aunque no precisan cobrar, porque por ellos mismos se bastan y sobran para robar a manos llenas.  Nadie puede alegar ignorancia, decir que desconoce que le están robando, todos los días sale en los noticiarios, en las redes sociales, en los periódicos, incluidos los babeantes de este corrupto régimen. Es de imbéciles ponerse las gafas de color de rosa.

Unidos Podemos, ha provocado una gran ilusión, que no debe dejar pasar, ni tampoco por ello generar falsas expectativas, el daño podría llegar a ser irreparable. No obstante, que se renuncie a la República, o se alegue que ahora no toca, está fuera de lugar. Los votos van a ser los mismos, pero con más entusiasmo. Los votantes de Unidos Podemos queremos la República. La campaña de los medios de manipulación, de la monarquía, de las distintas oligarquías corruptas será de todos modos a muerte. Pidamos lo posible, pidamos la República.

España está preñada de ilusión, pero es preciso dejar claro que de nada servirá un voto masivo para cambiar España, si ese cambio no lleva consigo la intención política de dar pasos en pro de democratizan España, siendo prioritario la libre elección de todos sus cargos, incluida la jefatura del Estado.

No debemos tener miedo a la palabra "república", repúblicas son casi todos los países del mundo. Monarquías tan solo las dictaduras islámicas y algunos países europeos.

Mi voto es para Unidos Podemos. Sin embargo la única opción democrática que veo de futuro es la República Federal, en la cual, como castellano que soy, quiero que Castilla ocupe el lugar que le corresponde junto a otros pueblos de España.

¡Unidos Podemos conseguir la República!         


©Paco Arenas

sábado, 11 de junio de 2016

La estrategia electoral equivocada del PSOE contra UNIDOS PODEMOS


Rajoy y Albert Rivera deben estar frotándose las manos cada vez que escuchan arremeter contra UNIDOS PODEMOS, por parte del PSOE. La derecha sabe que PSOE y UNIDOS PODEMOS, están condenados a entenderse. Lo importante es que ambas fuerzas sepan cual es el enemigo a batir: El PP y su marca blanca Cs, lo contrario es torpeza y estrategias electorales mal diseñadas y equivocadas.
Unidos Podemos no debe ser el enemigo a batir por parte del PSOE, ni Unidos Podemos el enemigo a batir por parte del PSOE. Es preciso unificar fuerzas contra quien la tiranía y la corrupción. PSOE y Unidos Podemos están condenados a entenderse, quede quien quede por delante.
Soy tataranieto, bisnieto y nieto de militantes del PSOE, mi tatarabuelo fue de los primeros socialistas que hubo en España, mi abuelo estuvo siete años preso por defender la libertad y la República Mi padre salto de un camión en marcha cuando lo llevaban a un campo de concentración a Villarobledo, donde los fascistas fusilaban a los soldados del gobierno legítimo a los pies de unas fosas comunes. Tuvo suerte que del grupo de los que saltaron, a él y a otro paisano, no los pillaron. Estuvo escondido y al final a cambio de tierras fue avalado por el primer alcalde impuesto por los sublevados franquistas en mi pueblo, primo hermano de mi padre.
Por tanto a la hora de opinar del PSOE no soy parcial, ni puedo serlo. Me considero socialista y mantengo vivos los ideales democráticos de aquel partido socialista defensor de la libertad, la igualdad, la justicia, la fraternidad y la República como única forma de gobierno democrática. El PSOE ha hecho muchas cosas buenas, no lo voy a poner en duda jamás. Las dos primeras legislaturas del PSOE, (1982/1988) tuvieron más luces que sombras, con alguna puñalada en la espalda. Modernizaron el país en todos los aspectos, sanitarios, educativos, sociales…Digamos que en esos ocho años a España no la conocía ni la madre que la parió, para bien. Sin embargo, traiciono su principal promesa electoral, el no a la OTAN/NATO, y comprobó que podía resultar fácil modernizar el país, que lo necesitaba, y al mismo tiempo lucrarse a nivel persona, continuaron con la costumbre heredada de la dictadura, las mordidas por obras públicas y concesiones, que fue lo que a pesar de seguir modernizando el país, caracterizó las dos legislaturas siguientes. Llegó el punto que la corrupción era mastodóntica, sin llegar a los niveles actuales del actual gobierno del Partido Popular, que además es reaccionario y no cree en la democracia, aunque apela siempre a la democracia para seguir avanzando en sus leyes reaccionarias, en muchos casos más reaccionarias que las del franquismo.
Las dos últimas legislaturas del PSOE, de José Luis Rodríguez Zapatero, en la primera se dieron pasos muy importantes en los avances democráticos, matrimonio entre personas del mismo sexo, ley de la dependencia, ley de memoria histórica, asistencia a los más necesitados, continuó avanzando en derechos sociales y libertades. Estaba tan contento, que hasta le vote en la segunda legislatura.
La segunda legislatura estalló la crisis financiera. En España, acrecentada por las leyes de la Ley del suelo, promulgadas por José María Aznar, con el fin de fomentar la corrupción institucional, que ahora afecta al partido popular del pleno, incluso como partido, estando investigados todos los miembros de aquellos nefastos gobiernos de Aznar. Gobierno de José María Aznar, (PP) que además nos metieron en una guerra ilegal y provocaron 200 muertos en el metro de Madrid.
El PSOE, en esa segunda legislatura negó de manera reiterada la crisis, no supo frenarla, tampoco tuvo el valor de hacerlo, ni tenía mucho margen, las leyes del gobierno anterior del PP, provocaron que todo el crecimiento económico de España se basase en la especulación inmobiliaria. El PSOE intentó poner en marcha un desarrollo sostenible para invertir la situación, llegó de nuevo el PP al gobierno y todo se fue al carajo. Lo más positivo, que fue mucho, el conseguir que ETA, dejase las armas.
El PSOE, en estos cuatro años de oposición no ha sabido estar a la altura, claudicante con la monarquía y con la mafia financiera hasta límites vergonzantes. Tuvo la oportunidad de marcarse un punto importante, apoyando un referéndum para la recuperación de la legalidad republicana y traicionó las expectativas del pueblo. Fue tan leal oposición al Partido Popular, que la gente termino por considerarlos similares. De ahí que muchos dijesen eso de "PSOE, PP, la misma mierda es". Yo no lo creo así, hay grandes diferencias. 


Tras las elecciones del 20 de diciembre, el PSOE, tuvo la oportunidad clara de llegar al gobierno, no llegó por la debilidad de su secretario general, Pedro Sánchez, que claudicó ante los dirigentes históricos del PSOE, ahora, aunque dentro del partido, personas pertenecientes a la oligarquía económica, vinculadas con las mafias financieras y energéticas. La cobardía de Pedro Sánchez a enfrentarse a esos dirigentes y a las presiones de las mafias económicas, está provocando que el pueblo le dé la espalda en favor de la coalición de izquierdas, formada por Izquierda Unida, Podemos y otras fuerzas de izquierdas. Del mismo modo, la soberbia inicial de Pablo Iglesias a la hora de proponer la coalición de gobierno, sirvió de excusa para no llegar a ese acuerdo. El "pacto" con Cs, todo el mundo sabía que no servía para nada, que era una argucia de Cs, como ya han confesado, para evitar la formación de gobierno PSOE/PODEMOS.


Voy a poner todo lo que humildemente pueda para que gane Unidos Podemos, también para que forme gobierno con el PSOE, tanto si gana uno como si gana otro. El PSOE es necesario para la formación de un gobierno progresista en España, esperemos, que ahora su secretario general sepa estar a la altura y esté dispuesto a participar, lo contrario sería apoyar a la gran coalición formada por el partido de la corrupción (PP), su marca blanca (Cs) y el PSOE. Gran coalición que sería un amargo suicido para un partido histórico.

Hoy esos valores socialistas los representa en cierta medida la coalición Unidos Podemos y dentro de esa coalición Izquierda Unida. Y tengo claro que sí esos valores no se consolidan y avanzan hacía la Tercera República Española, todo quedará en agua de borrajas. 


©Paco Arenas

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...