sábado, 20 de junio de 2015

Del 19-J-2014 al 19-J-2015 o cuando el alma republicana de algunos se ha reemplazado por juego de tronos.



El año pasado ante el acto antidemocrático de carácter dictatorial llevado a cabo por los dos principales partidos del Régimen PP/PSOE, el pueblo en masa salió a la calle a expresar su malestar y sus deseos de que por fin España entrase a formar parte de las democracias plenas, alejadas de instituciones anacrónicas de corte medieval, porque que el rey no sea un anciano y que presuntamente comience a trabajar a partir de los 45 años —Cuando a muchos se nos niega el derecho a hacerlo por considerarnos el mercado laboral de este corrupto reino viejos —no hace que una democracia sea considerada joven y moderna, más porque en los últimos años, muy especialmente en los últimos doce meses, España cada día se parece más al régimen dictatorial del que es sucesor directo al actual.

El encarcelamiento de manifestantes pacíficos,  la manipulación de pruebas policiales, (caso Alfon y otros muchos) el hecho que con la entrada en vigor de la ley mordaza este escrito —redactado de manera serena por una persona que si algo tiene  de extremista es su pacifismo militante y su rechazo radical de todo tipo de violencia —con la ley en la mano se considere un acto de enaltecimiento del terrorismo y por ello, este sosegado  desempleado sin prestación, víctima del nefasto gobierno de Mariano Rajoy, pueda ir a la cárcel por ello, resulta cuanto menos paradójico que ayer fuésemos muy pocos quienes saliésemos a la calle a defender la Democracia y la República , en Valencia estábamos poco más de cien personas, tal vez alguna más que en la presentación de mi novela, Los manuscritos de Teresa Panza, que estábamos 96.

El año pasado todos teníamos muy claro lo que queríamos, sabíamos que los únicos que decían tener el alma republicana —eso sí, escondida en el fondo del armario y con cien candados con la llave en el fondo del mar —era el PSOE.  En los últimos doce meses hubo quien comenzó exigiendo la República y tras pasar por juegos de tronos decidió que la república era algo muy secundario, que el segundo sucesor de Franco, puede jugar un papel importante, ¿por su preparación? ¡Vamos hombre! Lo único que ha demostrado en estos doce meses es vivir a cuerpo de rey y de espaldas a los sufrimientos del pueblo y apoyar de manera decidida las medidas de corte nazi/fascista del gobierno de Rajoy, al igual que lo hizo su abuelo Alfonso XIII y su tío Constantino de Grecia.

A día de hoy somos muchos que tenemos claro que es precisa la Unidad Popular, con acuerdos de mínimos, sin condiciones previas, lejos de los egos y de la soberbia, así no. Lo nuevo cuando es cambiante es confuso, las raíces de la Izquierda y de la República siempre deben estar presentes, es falso que todo lo viejo sea malo, porque todo es viejo y todo nuevo, no se ha inventado nada. Se ha demostrado que allí donde la Izquierda se ha presentado unida se han logrado objetivos y donde no, no hemos conseguido nada, podemos conseguir todo, incluida la república, ¿por qué renunciar a ella? Creo que quien se niega a la Unidad Popular, se equivoca, la República siempre toca.

Nos queda mucho trabajo por hacer, mucho, mucho, el año pasado la plaza que fue de Emilio Castelar fue un clamor en favor de la República, ayer no llegábamos ni a susurro. Resulta triste que algunos muy interesados en juegos de tronos le hayan dado la espalda a la República, al menos deberían callarse, bastante tenemos con la imposición de la mafia y de la monarquía franquista para que las emisoras boicoteen las concentraciones para que encima un mesías salga a decir que ahora no toca. Quienes estuvimos, siempre los mismos, nos quedó un sabor más amargo que dulce, mientras que el año pasado tocábamos la República con la punta de los dedos, la frase tal vez sea: "Podemos pero no queremos". De pena.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...