domingo, 22 de noviembre de 2015

El asesinato de Federico Puig Romero (Un crimen borbónico que mancha a toda la dinastía)




Todo cuanto respecta a la monarquía, especialmente a la Casa de Borbón, no sólo resulta anacrónico, propio de épocas medievales, sino que además está plagada de escándalos de todo tipo, no solo sexuales, también asesinatos y conspiraciones. Voces desde el más allá de la historia nos lleva, tras una larga y difícil investigación, a uno de esos episodios que desde sus inicios se ha intentado ocultar, hasta en nuestros días. La investigación llevada a cabo por María a Nieves Michavila Gómez, así lo refleja.
El libro nos relata un escabroso crimen, que afecta a diversos miembros de la dinastía. Los hecho investigados, documentados y contrastados por la autora, descendiente directo del asesinado coronel de artillería Federico Puig Romero, nos traslada a ese mundo de conspiraciones borbónicas que nada tienen que envidiar a la de los reyes godos.  Escándalos sexuales y conspiraciones que dieron lugar a la proclamación de la  Iª República Española.

El 22 de junio de 1866 se inicia una sublevación para derrocar a Isabel II en el cuartel de San Gil de Madrid, donde era jefe superior de su regimiento el coronel de artillería Federico Puig Romero, tatarabuelo de la autora, el cual es asesinado en su vivienda sin darle la opción de defenderse, a manos de sicarios, que trabajan para alguien que cuenta con la complicidad del gobierno, que se encarga de encubrir las auténticas circunstancias del asesinato, haciendo creer que ha muerto en medio de la sublevación. Isabel II premia con grandeza de España de primera clase a uno de los principales encubridores del asesinato y hace concesiones extraordinarias a la viuda y huérfanos, los cuales presenciaron cómo fue asesinado Federico.

El príncipe heredero, Alfonso, tiene entonces ocho años y era más conocido como el “Puigmoltejo”, por atribuirse su paternidad al oficial de ingenieros Enrique Puigmoltó y Mayans, como resultado de una campaña propagadora de este rumor. En este libro se desmonta este mito que sirvió a Isabel II como tapadera del auténtico padre de Alfonso, Federico Puig Romero, según confirma el testimonio de la carta escrita años después por Alfonso XII a sus hermanos, los hijos del malogrado coronel Puig.

¿A quién corresponde la autoría intelectual de este asesinato? ¿Tenía que ver en ello la oculta paternidad del príncipe Alfonso? La cortina de humo desde palacio en torno a dicha paternidad es tan evidente como el afán de ocultar al público el modo en que ocurrió realmente el asesinato de Federico Puig Romero: en 1866 mediante campañas de prensa, y en 1876, llegada la Restauración con Alfonso XII, zanjándose especulaciones en torno a este asesinato no resuelto falsificando información en un libro de historia firmado por un académico. Incluso en tiempos de Franco participa en este falseamiento en torno a su asesinato el que fuera preceptor del ex monarca Juan Carlos de Borbón.

Para Isabel II era imprescindible ocultar al Santo Padre, padrino de su hijo Alfonso, la identidad de un progenitor con el que compartía hermanos nacidos de la unión entre Fernando VII, padre de ella, y la madre de Federico, que hubo de soportar quedar bajo el yugo del absoluto desde 1815, quedando embarazada tras ser apartada de su marido, que la deja viuda de inmediato bajo circunstancias que requirieron falsificar su defunción. Con siete hijos a su cargo, hubo de acatar al soberano absoluto que la lleva a palacio hasta que caen en desgracia ella y su familia en 1824, sufriendo la crueldad y despotismo sobre ella y su familia hasta que muere en circunstancias extrañas encubiertas por eclesiásticos pagados por el rey mediante un oficio funeral secreto.
A esto se añadía una información sumamente perjudicial para la dinastía Borbón que podría salir a la luz si se supiera que el padre de Alfonso era Federico Puig Romero, otra víctima de los caprichos reales en el cual se repite la historia de su madre con el padre de la reina, para la cual quizá este morbo añadido suponía un aliciente.

El despotismo de Fernando VII sobre los huérfanos Puig Romero varió abruptamente a partir de 1827, cuando el monarca está dispuesto a todas las concesiones con ellos, recurriendo a falsificaciones de documentos e incluso a su bolsillo secreto. ¿Qué era eso tan grave que les permitió doblegar al absoluto? Algo que pudo pesar lo suficiente como para que se requiriera el  asesinato de Federico en 1866. Y que pudo servir en 1872 como instrumento a quienes pretendieron utilizar este secreto con el fin de generar un conflicto artillero al rememorar los asesinatos de 1866 de Federico y otros oficiales de artillería que compartieron el secreto de su paternidad.


El cuerpo de artillería dimite al completo y en consecuencia lo hace el rey Amadeo, dando paso a la primera república el 11 de febrero de 1873, fulminada el 3 de enero de 1874 por el golpe de estado del general Pavía, algo que elogia en sus escritos Jorge Vigón Suerodíaz, artillero monárquico que fuera preceptor de Juan Carlos I y llegó a lo más alto  en la dictadura, obteniendo incluso un título nobiliario.  También él participa en el encubrimiento del asesinato y otros hechos que delatan el origen de Alfonso XII y pretendieron borrar tanto su viuda, María Cristina, como su heredero, Alfonso XIII, que ni con el apoyo de la dictadura de Primo de Rivera logra evitar el naufragio de la monarquía en 1931.

Editorial: LIBROS CATARATA/INCIPIT
Año de edición:2015
Materia CONTEMPORÁNEA
ISBN: 978-84-8198-931-1
Páginas: 256
Encuadernación: RUSTICA

Algunos de los principales puntos de venta:
http://www.casadellibro.com/libro-voces-desde-el-…/…/2608709
(en las tiendas físicas de Casa del libro donde no se halle puede encargarse)
(En las tiendas físicas El Corte Inglés donde no se halle puede encargarse)
Localizador de algunas de las principales tiendas físicas:
Puede solicitarse información ampliada de puntos de venta físicos y online en página facebook.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...