miércoles, 20 de enero de 2016

ES LA HORA DE LA VERDAD, LA HORA DE LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA




Son tiempos de tomar decisiones importantes, de empezar a andar. Ya hemos perdido bastante tiempo con tonterías. Es tiempo de sentarse sosegadamente, con independencia de cuales sean nuestras aspiraciones máximas. Es preciso un programa de mínimos de todas las fuerzas de izquierdas, todo antes de que la mafia y la intolerancia vuelvan a gobernar. La democracia no es que gobierne la lista más votada, sino la búsqueda del entendimiento, "sistema parlamentario". Hagamos eso, hablar entre todos quienes creemos que otra España más democrática, justa y libre es posible.
Repetir nuevas elecciones no solucionaría nada, solo un gasto que innecesario que no garantiza de ningún modo que se dé una composición diferente.


Los cinco millones de desempleados, los cuatro millones que no cobramos ningún tipo de prestación, que no queremos ayudas, sino trabajo. No solo para nosotros, los mayores de 50 años, que estamos con las esperanzas perdidas de encontrar un trabajo. Sino por nuestros hijos, más de un millón exiliados, más del 50% sin trabajo, y del otro 50% con trabajos basura en un alto porcentaje, contratos por semanas, días y hasta por horas, con sus sueños rotos...
No no podemos permitirnos que de nuevo una organización mafiosa, que se presenta a las elecciones, y además las gana, vuelva a gobernar, por dignidad por patriotismo es preciso un acuerdo de mínimos, sin líneas rojas, sin imposiciones, puniendo sobre la mesa lo que nos une, que es mucho, no por las sillas, no por las siglas, si por España y sobre todo por los españoles.
Recordar a Machado, esa es mi patria, esa mi bandera, el pueblo y al pueblo me debo, como nos debemos todos aquellos que sentimos el patriotismo machadiano.
"Somos los hijos de una tierra pobre e ignorante, de una tierra donde todo está por hacer. He aquí lo que sabemos.
Sabemos que la patria no es un finca heredada de nuestros abuelos; buena no más para ser defendida a la hora de la invasión extranjera. Sabemos que la patria es algo que se hace constantemente y se conserva sólo para la cultura y el trabajo. El pueblo que la descuida o abandona, la pierde, aunque sepa morir. Sabemos que no es patria el suelo que se pisa, sino el suelo que se labra; que no basta vivir sobre él, sino para él; que allí donde no existe huella del esfuerzo humano no hay patria, ni siquiera región, sino una tierra estéril, que tanto puede ser nuestra como de los buitres o de las águilas que sobre ella se ciernen. No sois patriotas pensando que algún día sabréis morir para defender esos pelados cascotes; lo seréis acudiendo con el árbol o con la semilla, con la reja del arado o con el pico del minero."(Antonio Machado)
Lo demás son excusas.

Paco Arenas

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...