martes, 3 de mayo de 2016

HABLEMOS DE VENEZUELA ¿Por qué no de España?



Siempre cuando se comienza a hablar d4e la corrupción en este corrupto reino, los voceros del régimen, los políticos corruptos o los simpatizantes de los partidos mafiosos que se presentan a las elecciones, hablan de Venezuela, como único argumento recurrente, impidiendo que se hable de España y de quienes roban en España, porque a ellos no les gusta hablar de España, aunque se envuelven en su bandera para robar a España.


Si hablo de una Constitución amañada bajo la amenaza de sables, sin garantías democráticas para los ciudadanos y blindadas para políticos y jefes del Estado, con presos políticos y sindicales. Con una ley mordaza fascista en vigor, no hablo de países remotos, hablo de España. 

Si hablo de ESPAÑA, no lo hago de Francia, ni de Alemania, tampoco de México o Argentina, ni como ellos de Venezuela, siquiera de Puerto Rico, donde hay gente que aprecio mucho. Hablo de España, de España porque Me duele en el alma.

Si hablo de MAFIA, no hablo de la calabresa, la siciliana, la cantonesa o la de los corleones. No necesito ir tan lejos para encontrar organizaciones mafiosas, que además se presentan a las elecciones y consiguen millones de votos. Hablo de España.

Si hablo de regímenes que dejan mucho que desear en cuanto a lo que es y debe ser un país democrático, no hablo de países lejanos, ni de tiempos remotos. Hablo de España, aquí y ahora.
Si hablo de colas de hambre, no hablo de África, sino de España...


Si hablo de personas a las cuales con el beneplácito de las instituciones se les roba la casa y los dejan en la calle, empleando la Policía como sicarios, no hablo de países extraños, lo vemos en cada barrio en cada ciudad o pueblo. No es preciso hablar de lugares que jamás visitaremos, hablemos de España.
Si hablo de políticos corruptos que favorecen a las empresas energéticas y les dan facilidades para que roben a los ciudadanos, y que luego pasan de ser políticos, ministros o presidentes de gobierno a ser “supuestamente” consejeros de esas empresas, no hablo de países bolivarianos, hablo de España.
Si hablo de lugares donde al jefe del estado fue designado por el dedo ensangrentado de un dictador, no busquemos dictaduras exóticas ni repúblicas bananeras... Designar a dedo, no es elegir democráticamente, sino propio de dictaduras islámicas o hispánicas…

Sí, digo lo que pienso de determinados personajes a los cuales les pago el sueldo y mantengo, aunque sea verdad lo que digo, voy "democráticamente" a la cárcel, sin necesidad de irme a una dictadura islámica.

Si hablo de ESPAÑA es porque me duele España.

PATRIOTAS DE TRAPO, HABLEMOS DE ESPAÑA.

©Paco Arenas



Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...