miércoles, 13 de agosto de 2014

Sobre Bono, el odio que cambia de bando y el respeto a la legalidad



En estos días que he estado fuera de la circulación, he escuchado mucho y hablado poco, no dispongo del tiempo que quisiera, por lo tanto voy a ser breve.
Bono dice que:
Comparte muchas cosas de Podemos, pero que no tolera que se hable de casta o der que el miedo va a cambiar de bando. Que eso del miedo acabo hace 38 años con la instauración de la democracia.
A continuación en el mismo espacio sale la noticia que El día 4 se produce la condena de un antidisturbios por agredir de manera salvaje a un pacífico ciudadano que ejercía su derecho a la manifestación, gracias a un vídeo grabado por otro manifestante.
¿Qué hace el gobierno monárquico fascista para evitar que vuelva a ocurrir? ¿Dar órdenes a la policía de que actué de manera civilizada?
   Tres días después dicta una orden por la cual "democráticamente" la policía podrá incautar a los ciudadanos cualquier dispositivo de grabación de imágenes...
Continuando con Bono y el mismo programa sale un anciano al cual sin pruebas, multan con 400€ por manifestarse para pedir la libertad de un preso político, Carlos del 15M, encarcelado también por ejercer su derecho a informar a los trabajadores.
Ante tales noticias donde se demuestra que sigue existiendo miedo  por parte de la sociedad, porque hay un gobierno fascista que actúa como digno herederos  de los terroristas golpistas que acabaron con la legalidad democrática del 14 de abril de 1931.  Bono dice que, lo importante es respetar la legalidad…
¿A qué legalidad se refiere el señor Bono?
¿A  la instaurada por un genocida dictador y que todavía sigue vigente en la persona de Felipe VI?

Respetar la legalidad señor Bono, es reinstaurar la única legalidad democrática que ha existido en España, la de la IIª República Española, sembraron de miedo, sangre y muertos las tierras de España, donde todavía hoy los herederos políticos de aquellos golpistas siguen gobernando y sembrando miedo, por tanto el miedo debe cambiar de bando, no para hacer lo que hacen los bastardos hijos ideológicos del dictador, sino para que se respete la ley, la democracia y sobre todo a los ciudadanos.

No es cuestión de hacer mala sangre, pero tampoco de olvidar a nuestros muertos, ni a sus asesinos. Olvidar que el Régimen actual es continuación del instaurado de manera criminal e ilegal y que los hijos ideológicos de aquellos asesinos nos continúan gobernando, también es un error. La reconciliación nacional no tendrá lugar mientras no se restituya la legalidad republicana, ni mientras que en las cunetas o fosas comunes, continúen esperando ser reconocidos como defensores de la legalidad y la libertad, las víctimas del terrorismo. Ni tampoco mientras que se continúe honrando a sus asesinos en la rotulación de nuestras calles.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...