martes, 28 de junio de 2016

Los cómplices (Hiltler llegó al poder de manera democrática)

Tal vez, solo tal vez, si hiciese una pregunta nada inocente a mis amigos y paisanos que han votado a una asociación de malhechores y corruptos, comprendería lo que sentimos muchos. 

Es cierto, que la luz separa los colores y en la oscuridad se concentran. Que todos y nadie, aspiramos a ser los sacerdotes de nuestra propia religión, que todos tenemos nuestras razones o justificaciones ante los demás; pero, sobre todo ante nosotros mismos, para obrar de una manera u otra. 


Por culpa de las religiones, de las creencias, en nombre de todos los dioses, en nombre de todas las ideologías, se ha matado, violado y justificado esos asesinatos y esas violaciones. No es nada nuevo bajo el sol, que incluso en nombre de la paz se han declarado las más criminales guerras, que todavía hoy riegan de sangre, no solo allá donde las localizaron, sino también en nuestro país, en Madrid, en París, en Londres, Orlando...


Hasta ahí es donde yo quiero llegar, nadie, nadie comprendería que un grupo terrorista se presentase a las elecciones y hubiese gente tan miserable que les votase, aunque fuese en nombre del Dios supremo. Sin duda muchos votarían esa opción. Tampoco nadie entendería que la Camorra Napolitana se presentase a las elecciones, a pesar de haber sembrado de muerte Italia, de traficar con personas, desahuciar y robar la casa a mucha gente, enriquecerse a costa del pueblo...Sin embargo, la mafia napolitana, la mafia calabresa, también se presentaban a las elecciones y sus representantes eran elegidos alcaldes, diputados o senadores. Durante muchos años los italianos votaban a mafiosos que sabían que eran mafiosos, de manera democrática. En España, durante muchos años muchos españoles votaban por opciones políticas que apoyaban a ETA, además de manera masiva en Euskadi. Y la mayoría de los españoles, como es lógico, rechazábamos que se votase esa opción. Y a pesar de que era ejercida de manera democrática, pues la llevaban a cabo personas libres que ejercían ese derecho al voto libre, considerábamos a los votantes de esa opción, cómplices de terrorismo.


Sin embargo, amigos, consideremos digno de respeto y de lo más democrático y natural el votar a organizaciones que de manera masiva han saqueado el país cual mafias sicilianas, calabresas, napolitanas. Organizaciones que han sembrado la muerte, el hambre y la desesperación, que han sembrado el terror entre las capas más vulnerables de nuestra sociedad...

Lo siento, NO VOY A HACER LA PREGUNTA, tampoco no voy a decir de organización de la que estoy hablando. Todos sabemos que organización ha realizado todo eso y a pesar de ello ha cosechado millones de votos, de manera democrática, como Hitler. 

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...