sábado, 25 de julio de 2015

La ley electoral, Cospedal, Mussolini, Hitler y… (la ley mordaza lo impide)



“Hacer un cambio en las leyes electorales ya la han utilizado muchos personajes lamentablemente en la historia… Me estoy refiriendo a Mussolini, me estoy refiriendo a Hitler, me estoy refiriendo a muchas personas que, aunque llegaron de forma democrática, elegidos y una vez instalados en los gobiernos, cambiaron las leyes electorales para continuar”.

Dolores de Cospedal lo decía en directo y diferido y ella hizo lo propio en CLM, cambio la ley para perpetuarse en el poder tomando a los ciudadanos de CLM por imbéciles, al eliminar el sueldo de los diputados —¿quién se atreve a hablar de populismo o medidas populistas? — al tiempo que a su alrededor se rodeaba de un sinfín de asesores enchufados del PP, que cobraban lo que cinco cámaras de diputados completas, con lo cual daba por hecho dos pucherazos en uno, en la parte de Castilla gobernada por ella se perpetuaría en el poder y nadie que no fuese rico  podría dedicarse a la política. Afortunadamente el tiro le salió por la culata y está rabiosa al igual que todo su partido.
Como es gente que todavía son hijos ideológicos y en muchos casos biológicos de los golpistas que gobernaron España, los amos del cortijo, ahora pretenden que dar un golpe de Estado Institucional por su incapacidad para llegar a acuerdos con las formaciones democráticas. Pretende que de un 30 a un 35% sea mayoría absoluta, frente al 70% de la población. Eso sin consenso y sin tiempo material para llevarlo a cabo, dejando fuera de los entes autonómicos a partidos como Cs, Podemos, Izquierda Unida, en incluso en muchos casos al PSOE. 

Decía Rajoy hace tan solo dos años, ante la creciente demanda ciudadana de modificación de la injusta ley electoral actual:

“Por supuesto que se puede modificar la ley electoral española, pero lo más importante es que cualquier modificación se haga con un gran consenso. Yo nunca modificaré la ley electoral por mayoría“.

Los ciudadanos exigimos, deseamos un cambio en la ley electoral, por supuesto, pero para hacerla más democrática, para que las minorías estemos representadas.  Somos muchos que jamás votaríamos a PP ni al PSOE, ¿acaso no tenemos derecho a estar representados?

Frente lo cual las preguntas son:

¿Pretende el PP continuar la legislatura más allá de noviembre como parece ser?

¿La ley Mordaza, propia de regímenes totalitarios se ha puesto en práctica para acallar a los ciudadanos?

¿El jefe del Estado está dispuesto a ser cómplice de un partido con infinidad de dirigentes imputados o bajo sospecha por ser presuntos delincuentes?

¿Vamos a ser tan borregos y sumisos como para consentirlo?

Y una última reflexión:

Creo que es hora de bajar los humos, la soberbia y ponernos todos a trabajar por un proyecto común claramente de izquierdas y republicano, porque si no al final el Régimen hará lo que le venga en gana.  


Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...