domingo, 30 de noviembre de 2014

Defenderse con un paraguas agujereado del terrorismo financiero del Régimen


Defenderse con un paraguas agujereado del terrorismo financiero del Régimen

Leyendo un artículo de Aníbal Malvar, en el cual incluye una poesía Juan Gelman, me ha dado que pensar, aparte de conocer a este poeta Argentino, lo cual agradezco. Yo he llegado a una conclusión aún más radical que Aníbal y que he intentado expresar con este dibujo, mientras que el terrorismo financiero va asesinando día tras día a españoles de todo tipo y condición, incluso policías, no olvidemos que la policía asesinada en Vigo, si bien la mano ejecutora fue un delincuente del tres al cuarto, el responsable final es quien decidió arriesgar la vida de esa muchacha recortando en chalecos antibalas. El mismo responsable o responsables que dotan a la policía antidisturbios o que se encargan de desalojar criminalmente a los ciudadanos de sus casas de auténticos y carísimos equipos, armados hasta los dientes como si fuesen como si una anciana de 85 años fuese un peligroso terrorista, mientras que recortan en lo más básico con los responsables de la lucha contra la delincuencia.

Recortan en la lucha anticorrupción, hace pocos días lo expresaba con claridad en responsable de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil si se pillan a corruptos es a pesar de los medios insuficientes con los que cuentan, cada vez más recortados, o los mismos jueces, incluso el presidente del poder judicial, la ley y el sistema está diseñado para castigar a quien roba una gallina para poder dar de comer a sus hijos, pero no para los criminales corruptos, ni para los ladrones de guante blanco  que con sus acciones y omisiones causan miles de muertos con múltiples daños colaterales en criaturas indefensas. Es como si el régimen intentase evitar no la corrupción, sino que los casos de corrupción saliesen a la luz. Porque si se supiese toda la verdad tal vez la gente dejaría de conformarse con que una mierda tape otra, un caso de corrupción tape otro.


Vivimos en un régimen que es heredero directo de una dictadura criminal, que actúa con formas que imitan burdamente a la democracia, pero en realidad se comporta de igual modo.Cada uno de los suicidios, cada una de las muertes causada por esta supuesta crisis, no olvidemos que los ricos cada día son más ricos, cada niño que pasa hambre, cada euro que nos roban, son crímenes terroristas, del terrorismo financiero y criminal que gobierna.


¿Qué hacen las fuerzas de izquierda mientras tanto?


 Ir cada uno por su lado, incapaces de unirse, ya sea por soberbia, por no ceder espacios, por convertirse en salvadores únicos, porque yo estoy subiendo y tú bajando, porque tú eres viejuno y yo savia joven, porque tú eres populista y me llamas a mi populista, por el tú más y yo menos.

Y así seguimos los ciudadanos, unos arreglando el país en la barra de los bares, otros cabreándonos viendo a Marhuerda e Inda, acordándonos de sus santas madres ante el televisor, y otros escribiendo malos versos o tal vez buenos, intentando hacer la revolución con un teclado, y algunos, los más valientes o los que más miedo tenemos a seguir con esta pesadilla, también salen o salimos a la calle cuando se nos convoca, gritamos cuatro consignas, y regresamos tranquilamente al bar, a nuestras casas, a tomarnos una cerveza o un vaso de agua, mientras que al vecino de abajo los antidisturbios le roban la casa, el vecino de enfrente se tira al tren, nuestro hijo se marcha a Londres o Berlín para con una ingeniería superior ser explotado en un minijobs  como camarero ocasional, pero todos, absolutamente todos, defendiéndonos de los hachazos de terrorismo financiero de este podrido régimen con un frágil paraguas agujereado sin ser capaces de unir nuestras fuerzas y remendar el paraguas.


Como Aníbal Malvar  insertó la poesía  Juan Gelman:

Hechos

mientras el dictador o burócrata de turno hablaba
en defensa del desorden constituido del régimen
él tomó un endecasílabo o verso nacido del encuentro
entre una piedra y un fulgor de otoño
afuera seguía la lucha de clases/el
capitalismo brutal/el duro trabajo/la estupidez/
la represión/la muerte/las sirenas policiales cortando
la noche/él tomó el endecasílabo y
con mano hábil lo abrió en dos cargando
de un lado más belleza y más
belleza del otro/cerró el endecasílabo/puso
el dedo en la palabra inicial/apretó
la palabra inicial apuntando al dictador o burócrata
salió el endecasílabo/siguió el discurso/siguió
la lucha de clases/el
capitalismo brutal/el duro trabajo/la estupidez/la represión/
[la muerte/las sirenas policiales cortando la noche
este hecho explica que ningún endecasílabo derribó hasta
[ahora
a ningún dictador o burócrata aunque
sea un pequeño dictador o un pequeño burócrata/y también
[explica que
un verso puede nacer del encuentro entre una piedra y un fulgor
[de otoño o
del encuentro entre la lluvia y un barco y de
otros encuentros que nadie sabría predecir/o sea
los nacimientos/ casamientos/ los
disparos de la belleza incesante

de "Hechos", 1978

Publicado también en Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...