domingo, 30 de junio de 2013

Dedicado a todos los parásitos y pelotas: ¡¡¡IROS A LA PUTA MIERDA!!!!



No siempre la incomprensión llega a través del teléfono en ocasiones te lo dicen a la cara lo que piensan aquellos afortunados que tienen la suerte de trabajar, que además aunque ellos no lo sepan son unos desgraciados que son obligados a trabajar 12 horas por lo mismo que antes cobraban por ocho, que aun así continúan siendo uno lameculos rastreros que se creen privilegiados porque a ellos todavía no les ha llegado su san Martín.


 Lo más imbécil que puede ser un obrero,  es ser  un trabajador de derechas y fascista, que quiere imponer con quien se debe acostar cada cual, que está en contra del aborto, no sabe muy bien porque, su único argumento “Qué no jodan”.  Que aunque él no va a misa, ni ha leído nunca la biblia, que como mucho ha leído la sección de deportes para ver el último gol de Cristiano y que naturalmente escucha La COPE y  a Jiménez Los Santos y dice que en Intereconomía se dicen verdades como puños,  está a favor de la religión obligatoria en la escuela, porque somos españoles y los españoles debemos ser católicos para mantener nuestras tradiciones.   Que a pesar de tener hijos en edad escolar, justifica los recortes en educación a pesar de que se las ve y se las desea para pagar la matricula de sus hijos, que le operaron hace unas semanas de próstata y estaba encantado por haber sido desviado a un hospital privado pagado con dinero publico.    Que piensa que su jefe es  una especie de dios  todo poderoso con potestad para decidir sobre la vida de sus empleados.



 Que un Imbécil así me diga  a mí, que desde que eche los dientes llevo trabajando, que tengo 33 años cotizados, toda mi vida trabajando, sin haber estado parado más de tres meses, ahora que desde hace 6 meses soy uno de esos más de seis millones de personas condenadas por el terrorismo económico  y que tendría 36 si no fuese porque en los últimos tiempos de la dictadura y los primeros del apéndice de la misma trabajaba más tiempo sin seguro que con seguro, yo que ya con trece años subía maletas en un hotel por las escaleras mientras que el director y los clientes sin remordimientos de conciencia subían por el ascensor, con esa misma edad subía en el invierno carretillas de hormigón que pesaban el doble de mi peso…

Que tenga que soportar que un imbécil así diga que estoy viviendo de la sopa boba y que quienes estamos en el paro somos unos vagos y unos tarambanas, somos en ese caso más de seis millones de vagos y tarambanas…

A un Imbécil  así solo le puedo decir una cosa, a él y a todos los culpables de la crisis, a todos los hijos de la gran puta que están llevando a este gran país al abismo, a todos aquellos ladrones, chupópteros, vividores, corruptos, especuladores que tienen cuentas en Suiza u otros paraísos fiscales… Pero sobre todo a aquellos que siendo unos trabajadores justifican a esos criminales, y con la seguridad que por mucho que sean unos bacines, en cualquier momento les puede llegar su turno,  yo les digo con toda mi rabia.

IROS  A LA PUTA MIERDA!!!!

Publicado también en : Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...