domingo, 2 de junio de 2013

PPsoE, un gran pacto para una gran estafa y las cadenas del miedo


A estas alturas de la historia a nadie se le escapa del gran fraude que se llevó a cabo contra la sociedad española, más de 37 años  después perdura y sus consecuencias las sufre la sociedad española de manera palpable, la frase hecha que mejor define esta gran estafa es: ”Que algo cambie para que todo siga igual”.  Desde el franquismo diseñaron una presunta transición a la “democracia”, con la participación claudicante, humillante y sumisa de PsoE y Pce, dejando en la papelera a los partidos republicanos.  Resulta llamativo que en aquellos tiempos se podía ser  de extrema izquierda o nacional-católico, falangista o nazi directamente, pero estaba terminantemente prohibido  cuestionar la anacrónica institución impuesta por el dictador.

 Los republicanos con independencia de nuestra ideología éramos ilegales, más tarde se legalizo a ARDE, que no cuestionaba nada, y ERC, que hablaba en términos nacionalistas catalanes, al igual que se hablaba de los disidentes de los países del Este, se ocultaba la existencia de los disidentes españoles, “porque aquí estamos en democracia y se puede expresar libremente las ideas”, siempre que no cuestionen la monarquía, pero sin embargo ahí estábamos los disidentes, sufriendo nuestra disidencia en silencio como las almorranas.

Con la “Constitución de 1978”  se ataba el penúltimo nudo que le había quedado pendiente al dictador, una constitución con apariencia democrática pero que no sirve para nada, todos sus artículos se pueden incumplir según disponga el gobierno de turno, salvo el blindaje a la monarquía, que eso está protegido contra  intento de democratizar el Estado, es más con la presunta constitución democrática del 78, para cambiar la forma de gobierno sería necesario tres tercios de ambas cámaras, convocatoria de elecciones y que de nuevo tres tercios de las cámaras lo decidiesen.  Por tanto esa virgen e inmaculada “constitución”, la cual se pretende que tras pasar por un lupanar siendo violada repetidamente por los partidos del Régimen a su antojo sea sin embargo ejemplo de virtud, siendo en realidad candado de las cadenas que impiden la democratización del Estado y por tanto no nos sirve, solo a ellos para continuar con la gran estafa franquista.

Los impulsores de este fraude pronto se dieron cuenta que su mayor aliado era el miedo, al mismo tiempo que el miedo se convertía en el principal enemigo y cadenas del pueblo, es por lo que diseñaron aquel presunto golpe de Estado de tricornios, panderetas y presuntos superhéroes coronados, el último nudo del atado del dictador, la jugada salió redonda, en el psiquis colectivo se inyecto el miedo a la vuelta a la dictadura, a la guerra civil al tiempo que por un lado se lanzaba con toda la maquinaria de manipulación del Régimen la figura de su católica majestad como ejemplo de patriotismo, moral, decencia y dedicación a España por encima de enfrentamientos políticos, un “Príncipe de la Paz”  y un defensor de la democracia y la constitución que ni siquiera juro porque él ya había jurado los principios del Movimiento.  Como el miedo no era suficiente se le intento dar un aspecto más democrático produciéndose el ascenso de PsoE al poder, para ilusión y alegría de la gran mayoría del pueblo, incluyéndome a mí que no les vote, se modernizo el país pero sin tocar las estructuras podridas de la dictadura, sin reparación ni recuperación de las víctimas, las primeras provocaron que la corrupción continuase su marcha triunfal, al saber que al igual que durante la dictadura los ladrones podían robar a su antojo al pueblo, que no pasaba nada y que había y hay impunidad absoluta, sino hagan memoria, todos los casos de corrupción  o se han inhabilitado a los jueces, o se han declarados nulos los procedimientos o en el peor de los casos el partido del Régimen en cada uno de los instantes ha sido quien ha indultado a los ladrones y no ha pasado nada ni tan siquiera han tenido que devolver lo robado. Los dos partidos del Régimen se han encargado que el latrocinio a gran escala sea totalmente impune a la acción de la Justicia.  Ahora también, pero hay más información, sabemos de desimputaciones, de orden de gobierno para la no investigación, de cuentas en Suiza,   de la fiscalía haciendo de defensor de corruptos… Con un  expresidente nervioso al salir a la luz su presunta y más que probada corrupción, con otro expresidente, auténtico líder del PsoE, al servicio de su majestad, haciendo de Celestina entre PP y PsoE, para llegar a un gran pacto que salve el Régimen podrido, corrupto, inútil y parasitario que padecemos con más de seis millones de parados, sin posibilidad de recuperación, con gentes sin casa, con padres buscando en la basura, con las jubilaciones en peligro, para los trabajadores, que no para los parásitos, con salarios que se acercan al esclavismo, al banco de España le parece alto el salario mínimo interprofesional de 645€…

Ahora todos ya sabemos que ni hubo ni hay  héroes, ni patriotismo, moralidad y decencia en muchas de las actuaciones de la monarquía borbónica, que las conductas poco ejemplares también afectaban y afectan a la corona y que los héroes solo existen en los tebeos.  El descredito del Régimen y de todas sus instituciones está por debajo de las patas del elefante de Botsuana, ningún miembro de las institución se libra de abucheos, ni tampoco políticos calificados como casta parasitaria por la ciudadanía y muy acertadamente por un juez como “decadente clase política española”.   

La posibilidad de romper el bipartidismo, de que las ideas republicanas y de izquierda avancen, de que se pierda el miedo inyectado durante más de setenta años en la sociedad española es lo que está provocando que le multimillonario Felipe González Márquez haga de Celestina entre Rajoy y el sumiso y complaciente Rubalcaba para que hagan un gran pacto, no para sacar a España de crisis, ni para dar trabajo a los millones de parados, o se deje tener los contenedores de basura como abastecimiento de muchas personas, ni tampoco para que les devuelvan las casas robadas a los desahuciados, no para eso no, ese gran pacto es para que todo siga igual, porque el pueblo comienza a no tener miedo y eso es peligroso para ellos, porque nuestro mayor enemigo no son ellos, somos nosotros mismos, nuestro miedo, si perdemos el miedo serán ellos quienes tengan miedo, comienzan a tenerlo, pues hagamos de una puñetera vez que el miedo cambie de bando, no seamos sumiso bueyes, seamos furia española, poco nos queda ya por perder, perdamos el miedo y no perdamos la dignidad.

Juntos…¡Podemos! 

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...