domingo, 18 de noviembre de 2012

Elecciones en Cataluña… ¿Sólo importa la cuestión soberanista? ¿Dónde está la izquierda?



Recuerdo que en mí ya lejana juventud veía Cataluña como un  referente, con un PSUC que aportaba 8 de los 19 diputados del  PCE, igualando en número de escaños al PSC, en Valencia sentíamos cierta envidia y recuerdo que comentábamos que el cambio comenzaría en Cataluña donde tenían las cosas mucho más claras que en el resto de España.


Con el tiempo la izquierda catalana , que creíamos fuerte, se fue diluyendo como azucarillo, al igual que en el resto de España y tras el triunfo del PSOE y el descalabro del PCE, el PSUC se queda con un único diputado, aun así, la cuarta parte de los totales del PCE.  Ya nada sería igual, CiU fue ascendiendo y el PSOE ocupando el espacio que no le era propio, el de la izquierda real, que de tanto renunciar a las esencias propias se quedó desahuciada.


Lo poco que veo la televisión, lo mucho que escucho la radio, se habla de los recortes en la ley de dependencia, en educación, en los desahucios, en el euro por receta, en el cierre de hospitales, en el cobro de tres euros a aquellos niños que no puedan pagar el comedor escolar y lleven taperware, del desempleo…  Sin embargo en los resúmenes de la campaña electoral catalana, solo escucho una música, una música que marca la derecha catalana y que replica la derecha españolista, pero no veo a la izquierda, apenas escucho propuestas de izquierdas…¿no existe la izquierda en Cataluña?

En los tiempos actuales con salvajes recortes llevados a cabo por el gobierno conservador de Artur Mas adelantándole por la derecha al mismo PP.    CiU  servía de muleta innecesaria en Madrid al PP que a su vez era apoyado por el PP en Barcelona,  pensaba yo, equivocadamente, que Artur Mas no podría aguantar la presión social del pueblo catalán, al cual siempre he tenido como en un “altar”,  ufanándome de conocer bien, tanto a nivel cultural, puedo leer y escribir en catalán, aunque me cuesta hablarlo, como político.   No contaba yo con que quien mejor conoce a los catalanes es su presidente y el partido que lo sustenta.
Poco antes de la diada, CiU se da cuenta de la poderosa arma que podía llegar a tener en sus manos, no sé si contaba con la torpeza del PP, la cual convierte ese arma en una auténtica bomba atómica, capaz de provocar unos daños irreparables, tanto a nivel del Estado como en Cataluña.  No se puede ni se debe cuestionar el derecho a decidir del pueblo catalán, pero no creo que fuese eso lo que pretendía Artur Mas  cuando lanzo la idea, el problema es que el vehículo en el cual se ha montado va cuesta abajo, sin frenos y sin posibilidad de marcha atrás.
En esta campaña electoral, que termina el domingo,  la veo desdibujada, no como pienso que debería ser, un cuestionamiento total de los recortes sociales, un reflejo de lo que fue las manifestaciones populares del pasado día 14 de noviembre, una traducción en la campaña y en las urnas de ese descontento, pero no apoyando a un mesías que no llevara al pueblo catalán a la tierra prometida, él y su partido son la cara  opuesta  del espejo de esas manifestaciones de indignación del pasado 14 de noviembre, él  y su partido están en la misma trinchera ideológica que el PP, sus métodos tanto políticos, como económicos o represivos contra el pueblo son idénticos, son almas gemelas que de tanto parecerse llegan a odiarse.
CiU han llevado al primer plano la cuestión soberanista, logrando que lo realmente importante, la cuestión social pase a un plano muy, pero que muy secundario, como si no le importase a nadie.  No es una campaña normal, parece un auténtico plebiscito, de hecho lo es, de darse el resultado que ofrecen las encuestas… ¿Realmente es necesario un referéndum?
CiU sabe lo que se juega, ha logrado que no se hable de los recortes sociales, todos han caído en la trampa, el PSC, habla de lo que ha tenido muchos años para hablar y para proponer, el federalismo, pero así a remolque o arrastrado por el soberanismo  de Artur Mas, no suena creíble y hablan de federalismo como un “ni para ti ni para él, un intento de ponerse como árbitro entre los dos nacionalismos conservadores, el catalán y el español.    el PSC  podría haberse tirado por la vertiente que le correspondería a un partido de izquierdas, si lo fuese , pero al igual que el PSOE, anda acomplejado por la gestión de la crisis durante el tripartito  y la llevada a cabo por Zapatero a nivel nacional.

Solo Iniciativa per Catalunya está haciendo su campaña, con respecto a cómo la habría realizado si no hubiese surgido la cuestión soberanista, es la fuerza que habla de los problemas de la sociedad, de los desahucios, de los recortes, de los problemas reales del pueblo catalán, de los problemas que continuaran existiendo después de las elecciones en una Cataluña unida a España o una Cataluña independiente, sin negar el derecho a decidir que todo pueblo tiene.

Sea cual sea el resultado, tanto de las elecciones, como del más que posible referéndum, hay una serie de heridas que se han abierto y que van a resultar muy difíciles de cicatrizar entre otras cosas porque siempre habrá políticos que echaran sal y vinagre sobre las heridas si ello les beneficia políticamente, el pueblo es secundario.   Cada vez  resulta necesario  y urgente un proceso constituyente  hacia un Estado federal, donde todos podamos sentirnos orgullosos de ser españoles, donde sepamos que Cataluña, Euskadi, Andalucía, Castilla… no son de España, son España.   Pero un Estado Federal diferente al que pide el PSC, con la boca pequeña, un Estado Federal incompatible con la monarquía borbónica, en ese punto tampoco encuentro   a la izquierda en Cataluña, nadie habla de república, ni tan siquiera Iniciativa per Catalunya.  

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...