martes, 28 de mayo de 2013

Los eslabones rotos en la unión de la Izquierda y la consecución de la IIIª República




Si bien la inmensa mayoría de los ciudadanos, de todos  los sectores  y colectivos de la sociedad, incluso de todas las clases sociales, trabajadores, docentes, sanitarios, comerciantes e incluso empresarios tienen o tenemos claro la inviabilidad del actual Régimen, por sus niveles de corrupción endémica, su predisposición a no buscar soluciones, lo cual es mucho más grave que su incapacidad para afrontar la situación o como diríamos a coger el toro por los cuernos, junto la pérdida de derechos esenciales de toda la sociedad en su conjunto pero cobardemente ensañándose con las clases populares, los sectores más débiles de la sociedad, añadido con la falta de trabajo, lo que es peor la falta de esperanza de conseguirlo algún día, con los jóvenes sin expectativas y los mayores de 45 años sin posibilidad alguna de completar lo que debiera ser su vida laboral, condenados unos y otros a la supervivencia o y la miseria.    Sin embargo curiosamente para cualquier observador, para esos “HDLGP” que llegan hoy España, conocidos como la Troika,  en España todo está tranquilo, al menos en apariencia...


  Las razones son infinitas pero se podrían resumir fácilmente, por un lado no existe oposición, el PsoE anda perdido en un laberinto vergonzante y avergonzado de sí mismo, acomplejado por el “tú más” que le pueda echar en cara el PP, pringado con el tema de la corrupción, formando parte del apoyo a la más anacrónica, inútil, costosa  y a la vez corrupta  institución del Estado,  la monarquía borbónica.  Por otra parte no está ni se  espera  que regrese a posiciones de izquierda, ni mucho menos republicanas. Rubalcaba siendo una parte del problema,  no es el único, los recambios tampoco son esperanzadores, el último Patxi López ha mostrado su apoyo a la continuidad de la monarquía franquista, Chacón para qué vamos a hablar, Madina se mantiene en el limbo, esperando su oportunidad,  pero sabemos que es más de lo mismo y Talegón, juega a discursos bonitos en foros internacionales al tiempo que practica el bacineo y el servilismo a la actual cúpula neoliberal monárquica de su partido.   Las voces críticas, que también las hay, en el PsoE, IS o JJ.SS.  son acalladas en el momento que abren la boca sin que sus voces se escuchen más allá de las puertas cerradas de sus organizaciones, no tienen ni fuerzas ni tampoco las ganas necesarias para rebelarse y tomar al asalto  el partido que fue de Pablo Iglesias y que ahora forma parte de la nomenclatura podrida de la monarquía borbónica.


Los sindicatos, más bien la cúpula de los mismos, se han acostumbrado al sistema, les va muy bien y su descredito anda parejo al del Régimen,  deberían ser quienes organizasen y se implicasen claramente en la canalización de la rabia contra el sistema,  sin embargo forman parte de las cuerdas o cadenas con los que se inmoviliza el descontento ciudadano, al igual que en el PsoE, hay unas bases muy dignas que son acalladas por la burocracia a sueldo del sistema monárquico corrupto, gente luchadora que se implica decididamente pero que se encuentra frente a un muro en el cual resulta casi imposible abrir boquete..


Otro de los problemas curiosamente lo tenemos en IU, sí, la coalición de izquierdas, la única opción creíble de la izquierda, la que cada día crecen sus expectativas electorales, la que apoya todas las mareas ciudadanas, la que está vinculada con el movimiento obrero, la que en esencia es republicana… ¿?     IU, parece que se conforma con obtener unos buenos resultados electorales, no termina de implicarse en la consecución de la República, no lanza ni termina de cuestionar el sistema, no lanza un mensaje inequívocamente republicano, se considera a sí misma como la “Syriza” española y ante las perspectivas electorales que en algunos casos podrían igualar los resultados del PsoE, parece ser que se acomoda y no aspira a nada más, sería necesario el nacimiento de una autentica “Syriza” a la española, capaz de atraer nuevos votantes, ampliar las bases para así acabar con el bipartidismo, sosten y puntal de la corrupción del régimen monárquico.

Por tanto IU no debe aspirar tan solo a unos buenos resultados.  Que esos resultados se den en sí mismo es bastante positivo, que IU sea y represente la mosca cojonera del sistema en un futuro parlamento también, pero esa no debe ser la aspiración máxima de la formación de Izquierdas, por muy encantador que pueda parecer sobrepasar al PsoE en número de votos, no servirá de nada si quien se siente al día siguiente en la Moncloa es Rajoy o el sustituto del mismo en la derecha.  Es necesario lanzar un mensaje que no dé lugar a dudas ni a equívocos y propiciar como fuerza mayoritaria de la Izquierda el acercamiento no solo a las distintas mareas ciudadanas sino también a la gran macedonia republicana es necesario la unión electoral claramente republicana, no se trata de sustituir al PsoE como alternativa de izquierda, sino de sumar con un objetivo claro, la concesión de la República, solo así se forzara al que fuese el partido de Pablo Iglesias a situarse y apostar por sus raíces republicanas.  Hay que sumar y si  esa agrupación de fuerzas de izquierdas y republicanas y el PsoE, permitiesen desbancar a la derecha monárquica y a la cúpula monárquica del PsoE, mejor que mejor. No debemos olvidar es que por mucho que pueda repugnar la idea a muchos sectores de la Izquierda, necesitamos al PsoE para conseguir la República.

El primer paso es unir todas las fuerzas republicanas y de izquierdas en un Frente Popular, Unidad Popular o Unión por la República, el nombre es lo de menos,  para concurrir a la próxima cita electoral –Elecciones al Parlamento Europeo- ofreciendo alternativas, en ese primer paso está claro que no estaría el PsoE, pero si la oferta y la apuesta republicana es clara, al PsoE le tocara mover ficha y solo le quedaran dos opciones, o la solución griega que sería su suicidio del mismo modo que le ha ocurrido al PASOK, siendo esta la opción más posible, conociendo el funcionamiento interno del partido, o converger con esa fuerza republicana emergente, lo que nos llevaría de manera inexorable a la IIIª República Española.

Ahora la pelota está en el tejado de Izquierda Unida, que es la gran herramienta necesaria,  sería muy triste que dejase pasar esta oportunidad conformándose con mejorar sus expectativas electorales. Hay muchos eslabones rotos en la Izquierda solo IU puede soldar esos eslabones, a no ser que alguien le tome la delantera, posiblemente sea necesaria la sustitución del jefe de la fragua, afortunadamente hay gente, personas jóvenes capacitadas para ello, como Alberto Garzón.  No dejemos pasar esta oportunidad.


¡JUNTOS PODEMOS!

Publicado también en: Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...