sábado, 20 de julio de 2013

Peligro, delincuentes de traje y corbata


 


Tras mi retiro nada espiritual en la capital del reino de la corrupción y futura capital de la necesaria República Española, vuelvo con la olla a presión de conclusiones que pueden estar  equivocadas pero que desgraciadamente pienso que no.

El pasado 18 de julio, aniversario  del criminal golpe de Estado del que es heredero directo este Régimen, junto con miles de ciudadanos en toda España tuve el placer de ejercer mi derecho y obligación de participar en la multitudinaria “barbacoa de chorizos” ante las sedes del partido podrido que nos gobierna, concretamente en ante su sede central, protegido el edificio de la mafia choricera por cientos de policías.  Cada instante que pasaba acudía más gente de todas  las edades desde adolescente quinceañeros hasta ancianos. Ante la imposibilidad de acercarnos a la sede de la organización mafiosa la concentración derivó en una multitudinaria manifestación, donde resultaba imposible ver ni la cabeza  y ni la cola,  conforme avanzaba la marcha el número de personas aumentaba, así como el entusiasmo de  los asistentes.

En cualquier país democrático esta manifestación no hubiese sido necesaria, ante tal magnitud de pruebas,  cualquier gobierno mínimamente democrático no solo hubiese dado explicaciones sino que ya  habría dimitido al instante y el presidentes sustituido e inmediatamente convocadas  elecciones.  La actitud de Rajoy su gobierno demuestra no solo cobardía  sino una clara culpabilidad y sobre todo no tener ni el más mínimo sentido del significado la palabra  Democracia, demostrando ser un digno hijo ideológico de fascismo patrio y como tal se envuelve la bandera monárquica para no asumir sus responsabilidades con dignidad  y lo que puede ser más grave, con complicidad de la Casa Real que nada dice y si dice es alabar las “reforma estructurales” llevadas a cabo por el ejecutivo mafioso.


Estas “reformas estructurales”, son de  gran calado, son mucho más profundas y ambiciosas  de lo que nos podemos imaginar, participan de manera activa tanto  la derecha como la Casa Real pero  sobre todo el gran empresariado.  Fueron grandes empresarios quienes se reunieron con su hombre de paja, Mariano Rajoy, pelele en manos de los presuntos delincuentes que  subvencionaron al partido podrido durante estos años  y  son ellos quienes han diseñado esas “reformas  estructurales”. Muy bien explicadas en su momento por el dueño de Mercadona.   Es por ello la razón principal por la cual bajo ningún concepto Rajoy dimitirá porque necesitan a un personaje sin dignidad para llevar a cabo sus “reformas estructurales”, aunque para ello deban pasar por encima de la voluntad o de la vida de muchos españoles, como ya está sucediendo.

Cada  día que pasa estoy más convencido de que Rajoy es solo un pelele en manos de los intereses del gran empresariado que tiene planes muy concretos,  crear las condiciones necesarias para hacer de España un país  al estilo del Antiguo Régimen con las modernas estructuras XXI, algo así como el socialismo del  siglo XXI pero en reaccionario.    Está manos en nuestras manos impedirlo, debemos continuar  , que la barbacoa  no se quedé en algo puntual, nos jugamos mucho.

Publicado también en Unidad Cívica por la República


     

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...