domingo, 6 de mayo de 2012

Papel de la prensa






Papel de la prensa española










La influencia de la prensa y los medios de comunicación de masas sobre la sociedad en la etapa actual.


Al final de la etapa del último gobierno de González la prensa fue decisiva para llevar al PP, con Aznar a la cabeza, al poder los casos de corrupción eran impresionantes y el PSOE por méritos propios perdió el poder. Junto a aquella corrupción masiva y escandalosa, el PP, con la ayuda de la prensa, aprovecho para verter fango sobre personas inocentes, que fueron víctimas de un acoso político y mediático sin precedentes, se me viene a la cabeza la presidenta, entonces, del BOE, no recuerdo ahora su nombre, fue linchada bestialmente, dando por hecho la culpabilidad, tras investigar los hechos fue declarada inocente, todo había salido de las páginas de cierto periódico sensacionalista, a los pocos meses murió. No fue el único caso, quien fuese presidente de Castilla y León, Demetrio Madrid, fue un caso parecido que termino apartándolo de la presidencia. 


En la Comunidad Valenciana, el único dirigente del PSOE, acusado en esa etapa de corrupción fue Rafael Blasco, curioso personaje de la política valenciana, siempre cercano al poder, paso del PCE al MCE, después al FRAP, continuando por el PSOE y ocupando altos cargos en la Generalitat Valenciana, termino de manera justificada acusado de corrupción, siendo expulsado de este partido por ello pronto creo un partido propio que termino integrándose en el PP, llego de nuevo a ocupar altos cargos en la Generalitat Valenciana de la mano de Eduardo Zaplana, otro ejemplo irrepetible de la política española. Bien Blasco no ha parado en todos estos años de estar implicado en casos de corrupción de todo tipo, sin embargo sigue ahí tan pancho, a pesar de que su caso fue empleado por el PPCV, para llegar al poder en la Comunidad Valenciana. 


En la etapa de Aznar, especialmente en el último mandato, los casos de corrupción urbanística y de todo tipo de miembros del PP, han salpicado la vida política española, sin embargo no ha habido saña, se daba información puntual en el momento y todo pasaba al olvido más absoluto, especialmente en la Comunidad Valenciana y Madrid.
De no habernos metido en la guerra de Irak que provocaron la criminal masacre del 11M, los casos de corrupción no habrían apartado al PP del gobierno, ejemplo claro, de nuevo la Comunidad Valenciana y sobre todo Madrid, donde el PP llego al gobierno gracias al llamado “Tamayazo”, dos diputados tránsfugas del PSOE, dieron la presidencia de Madrid al PP, pagados por una trama urbanística que ha hecho fortuna en tierras madrileñas. 


La llegada del PSOE al poder, tras los sangrientos sucesos del 11-M, trajo para España, en mi opinión la mayor prosperidad en lo social que jamás se ha disfrutado en este país , se dictaron leyes que hicieron de este país un referente en muchos aspectos, leyes que convirtieron España en un país más justo y democrático. Desgraciadamente la crisis del ladrillo llego y el PSOE fue incapaz de afrontarla, fue dando palos de ciego, intentando a nivel social nadar y guardar la ropa, pero terminando doblegándose a los “mercados” y llevando a cabo políticas muy alejadas de su electorado. Como la inútil, innecesaria y retrograda Reforma Laboral del 2010 o la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años.


En esta crisis provocada por los bancos y la especulación urbanística nace una ley que intenta que crisis posteriores no afecten del mismo modo que la actual, intentando crear las condiciones para una economía sostenible, ley convertida en papel mojado por el actual gobierno, el cual no ofrece alternativas ni aporta idea alguna para salir de la crisis, basando todo en el recorte social a las clases más desfavorecidas, más empeñado en recortar derechos y libertades, como si de una revancha se tratase, que de buscar soluciones. 


La labor de la prensa, no ya del diario sensacionalista que no nombro por no hacerle publicidad, o los diarios monárquicos como “La Razón”, ABC, emisoras de radio o Televisión de extrema derecha como La Cope, EsRadio o intereconomia, sino también por diarios democráticos resulta cuanto menos llamativa, la saña demostrada en unos casos y la complacencia u omisión en otros. De ello también tiene la culpa el PSOE . Las formas democráticas no exigen el silencio ante los desmanes, los cometa quien los cometa, aunque sea el rey , debe haber unas reglas que deben cumplirse por parte de todos, si uno juega con cartas marcadas como hace el PP y en cierta medida el PSOE, junto con  cierta prensa complaciente.
 El actual líder de la oposición está silencioso, no comunica cuanto debiera, guarda muchos las formas y eso es bueno cuando los demás hacen lo mismo, pero no cuando los demás no respetan las normas o se utiliza una segadora para recortar derechos. 
Un ejemplo lo ocurrido con el rey y su caza de elefantes, Paxti López y Tomás Gómez dijeron lo que pensaban ellos y una inmensa mayoría de votantes del PSOE, automáticamente fueron desautorizados primero por Elena Valenciano, Soraya Rodríguez y después la ambigüedad de Rubalcaba. ¿Qué habría ocurrido  si Elena Valenciano, Soraya Rodríguez y Alfredo Pérez  Rubalcaba hubiesen actuado de acuerdo al ideario socialista y la decencia democrática y también  hubiesen exigido transparencia a la Casa Real? Nada, hubiesen transmitido consonancia con su electorado y la sociedad progresista española que cada vez tiene más claro el anacronismo que representa la monarquía en un país que supuestamente es democrático, el papel de liderar la izquierda le corresponde a PSOE, pero para ello, para recuperar el liderato de esa izquierda, debe transmitir realismo, que no es sinónimo de monarquismo, y avanzar en pro de una sociedad más democrática, donde sea elegido desde el alcalde/sa de Pinarejo al jefe/a del Estado, cargos que deben ser ocupados supuestamente por las personas más capacitadas para ello, no por aquellas que hayan nacido de coño de reina, sean tontas o listas, honradas o no. 

Autor 
Paco Arenas

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...