lunes, 25 de noviembre de 2013

La gran preocupación de los españoles: La cadera del rey


Tengo un amigo que tiene también problemas de cadera, como su católica majestad, aunque mi amigo no se ha marchado de safaris a matar inocentes elefantes.  Mi amigo tiene problemas de cadera porque desde que no levantaba cuatro palmos del suelo, ha estado trabajando duramente, porque ahora ya no trabaja, trabajaba en obras públicas hasta que privatizaron su gestión y lo tiraron a la calle. Sí mi amigo tiene desgaste de rodilla y de cadera, sufre terribles dolores que hay días que le duele al caminar y en ocasiones le impide dormir, lleva más de dos años en las listas de espera de la sanidad madrileña,  calcula que le faltan otros dos o más, o incluso que no puede que nunca lleguen a operarle, porque al rey lo han operado con tal celeridad por la necesidad de ponerse a “trabajar las 24 horas al día”, como dijese Mariano Pinocho, tras su babeante visita al monarca y por el contrario, mi amigo que ha trabajado tanto y tan duro, posiblemente esté ya excluido del mercado laboral - las empresas y el gobierno excluyen del mercado laboral a los mayores de 45 – y a pesar de que no quieren ciertos criminales, que se jubile hasta los 70 años, mi amigo no volverá a encontrar trabajo, por tanto ¿para qué gastar recursos públicos en su operación?  Sin embargo al juzgar por las noticias de la televisión, la radio y la prensa del Régimen, a mi amigo no le importa ni el no tener trabajo, junto con seis millones de parados más, ni su propia cadera, la cadera que realmente le importa es la del rey.


A las familias  que se surten de lo que pillan en la basura, o que ven como sus hijos pasan hambre, también tiene como máxima preocupación la cadera del rey, no les importa, el hambre de sus hijos mientras que al rey no le falte de nada y pueda disfrutar de su estupendo catering.

Ni tampoco les importa a los españoles  que se les prive a sus hijos de la posibilidad de estudiar en condiciones dignas, ni que si logran llegar a la universidad, luego encuentren trabajo en el corrupto Reino de España o por el contrario se les expulse a un exilio forzoso, a dar lo mejor de nuestra tierra en el extranjero…


A los españoles lo que realmente nos importa es la cadera del rey y la salud del mismo. La de  de sus hijos o la suya propia, les trae sin cuidado, lo importante es que el rey esté bien atendido para que pueda "trabajar 24 horas al día".  Aunque no tengamos para comer,  nos roben hasta el alma y las ganas de vivir, es secundario.   Bueno y también tener el libro “no escrito” por Belén Esteban, la princesa del pueblo, lo demás realmente a los españoles no nos importa, o al menos no lo suficiente como para dar el puñetazo encima de la mesa y decir: ¡BASTA!

Publicado también en: Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...