miércoles, 5 de septiembre de 2012

BANCO MALO y la RENTABILIDAD DEL MISMO SEGÚN EL GOBIERNO


BANCO MALO y la RENTABILIDAD DEL MISMO SEGÚN EL GOBIERNO

 


En estos días se habla mucho del banco malo, del banco bueno, de la necesidad de crearlo, se insiste hasta la saciedad por el Gobierno que no supondrá coste para los ciudadanos, pare todos los días hay partidas nuevas que se regalan a las entidades bancarias, De Guindos dice que el Banco Malo ha de ser rentable en 15 años, ¿rentable para quién? ¿Para los desahuciados? ¿Para los ciudadanos a los cuales se les ha recortado salvajemente sus derechos más fundamentales en educación, sanidad, servicios sociales…? ¿Rentable para todos los asalariados que hemos visto recortados los sueldos, mientras que las grandes empresas aumentaban sus beneficios? ¿Rentable para todas aquellas empresas que previsiblemente tengan que cerrar por la salvaje subida del IVA? ¿Por ultimo rentable para los casi seis millones de desempleados que ven que este vandálico gobierno en lugar de crear condiciones para el crecimiento de la economía regala ese dinero a los bancos? Dentro de mi torpeza para la economía voy a intentar explicar lo que realmente quiere decir Gobierno y su ministro De Guindos, cuando dice que el Banco Malo, ha de ser rentable en quince años, y para quien va a ser rentable:

 

Resulta que yo he llevado siempre, desde muy pequeño muy mal la matemáticas, en muchos de mis escritos he hecho referencia a ello, no obstante no puedo quejarme en exceso de mi relación con las mismas, mi primera maestra, doña Maruja,  era condescendiente con el tema, porque era pequeño, la segunda me aprobaba porque al mismo tiempo era la maestra de dibujo y mis dibujos , según ella, eran muy imaginativos, luego más tarde, la maestra de lengua, mi otra asignatura pendiente, me compensaba mis deficiencias en matemáticas con mis redacciones, que a pesar de mi  gran timidez me obligaba a leer en más de una ocasión y cómo aunque no entendía las formas verbales ni la acentuación, ni demás teorías ortográficas, pero sí era capaz de apréndemelas de memoria, aunque fuese con un cinco pelado , suspendiendo curiosamente en las dos únicas asignaturas que siempre sacaba una excelente nota, entonces unidas, geografía e historia, pero eso es otra historia, que no viene a cuento, pero que me sirve de relleno, para intentar explicar lo que realmente me cuesta trabajo, el tema del banco malo.
 

Tras buscar mucha información, resulta que no es tan difícil, aunque no me hagáis mucho caso, y a lo mejor lo que veo claro en mi cabeza es un espejismo por la dificultad manifiesta para comprender las matemáticas. 
Vamos a ver, un banco es propietario de 100 pisos, robados previamente a los ciudadanos que no han podido hacer frente a su hipoteca, esos pisos tuvieron un valor de mercado, en su tiempo, de 300.000 €, pero que en estos momentos tienen un valor muy inferior, pero ellos continúan asegurando que el valor de esas viviendas robadas, continua siendo de 300.000€, a eso se les llama “activos tóxicos”, activos que no valen lo que dicen que valen, ¿Qué ocurre entonces? Pues nada llega el Gobierno y con el dinero que previamente a sustraído a los ciudadanos de sus derechos, y con ese dinero público, les compra esos pisos a los bancos al precio que estos dicen que valen, o sea a 300.000€, con lo cual los bancos hacen el negocio redondo, primero se quedan con el dinero que los ciudadanos han aportado a sus hipotecas, y que deben seguir aportando por la actual ley hipotecaria que nos les permite la dación en pago, ni les exime de la deuda a pesar de haberles sido robada su vivienda y segunda reciben el importe íntegro del valor que supuestamente tenian hace unos años y que en la actualidad  están muy lejos de tener y tercero los bancos recuperan ese dinero en efectivo para que continúen practicando la usura libre de riesgos contra los ciudadanos, con el beneplácito del Gobierno.
El Gobierno que hace de “hado madrino” de los bancos, se compromete a vender, esos pisos en el término de 15 años, ese banco malo, que costeamos con dinero público todos los ciudadanos, acumula unos “activos tóxicos” por valor de 400.000 millones de euros, en pisos, que de venderse, se venderán no a 300.000€   sino al 40% del valor que hemos pagado los ciudadanos con el dinero que nuestro gobierno ha regalado a los bancos, los cuales ya previamente ha reservado aquellas viviendas que realmente tenían un valor en el mercado, para adjudicarlas a precio de saldo a determinadas e influyentes personas. 
Mientras que los bancos incrementan sus ganancias a costa de las ayudas del Gobierno, este lleva a cabo vandálicos recortes contra los ciudadanos.



Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...