sábado, 20 de octubre de 2012

Cavilaciones de un ciudadano republicano ante la próxima huelga general:



 Desde la derecha intentan quitar argumentos a la convocatoria de la próxima huelga general, yo pienso que hay que dar argumentos, pero además hay que hacer que esta tercera huelga general sirva para algo, hay que conseguir objetivos, las batallas se dan para ganarlas o avanzar, no para que todo siga igual, como ha ocurrido en las dos anteriores, hay que republicanizar la convocatoria, republicanizar las manifestaciones, que la bandera dominante sea la constitucional de la República, dejando claro que el Gobierno gobierna en fraude de ley por haber conseguido llegar al poder a base de mentiras, rompiendo el contrato que había firmado con los ilusos que le creyeron, que la monarquía es también una institución ilegal, ya que fue impuesta por un criminal que masacro a su pueblo, acabando con la legalidad republicana.
Yo apoyo la huelga porque es la forma de decirle al Gobierno que por el camino de los recortes sociales, en educación, en sanidad, en dependencia, en infraestructuras, en derechos laborales, con desahucios criminales, con represión policial, con reducción de libertades y derechos ciudadanos…                                         
Por todo esto que es combinado con generosas ayudas al sector financiero, a los culpables de la actual crisis, con derroches en las altas esferas del Estado, desde la cabeza: safaris, viajes, llenado de depósitos de yates… Continuando por los altos estamentos judiciales y políticos, y siguiendo por el resto de la decadente y corrupta clase política, donde son contratados a dedos asesores con sueldos millonarios,(Castilla La Mancha) eliminando sueldo a diputados electos, para dejar la política al nivel del franquismo, donde solo los muy ricos podían dedicarse(procuradores en Cortes) a ella para así hacerse más ricos aun, creando una red de corruptelas vergonzantes.

Por permitir que una generación joven y preparada deba elegir entre quedarse mirando las musarañas o marcharse al extranjero, empobreciendo el tejido social del país, porque para salir de la crisis, para no volver a depender del ladrillo y la especulación es necesario invertir  I+D+I, que de lo contrario serán otros quienes lo hagan y nosotros quienes compremos, si podemos  comprar esos productos, para más INRI, estarán diseñados o fabricados por jóvenes preparados en España que han tenido que marcharse. 

Por los casi seis millones de parados, sin apenas derechos sociales, por una ley laboral que nos retrotrae al siglo XIX, en cuantos derechos laborales, no nos deja otra salida que participar de manera activa, de contestarle claramente que por ese camino no se va a ninguna parte, bueno al abismo.
Pero también, quiero llamar la atención que llevamos dos huelgas generales en los últimos 18  meses, siendo esta la tercera, y no nos han hecho ni puñetero caso ¿acaso pensamos que en esta ocasión nos harán? Sinceramente creo que el mismo que las anteriores, mentirán una vez más sobre el número de participantes en la misma y seguirán los dictados del IV Reich, pues como diría un viejo sindicalista, “tienen menos sensibilidad social que la concha de una almeja”.  Entonces… ¿Debemos convocarla, debemos participar en ella, sabiendo que al final de mes nuestro sueldo será más ridículo, quienes todavía lo tenemos, si aunque nos oigan no nos van a escuchar, si como las anteriores van a continuar su camino?

Mi respuesta es sí, de manera clara y contundente, sí, pero…

¿Debemos resignarnos a que no continúen sin hacer ni puñetero caso? Primero habrá que saber, el motivo, la causa de esa falsa indiferencia.  Para mi está clara, al día siguiente todo sigue igual, hasta la próxima huelga, como si fuésemos de huelga a desahogarnos como si asistiéramos a un partido de Futbol,  insultando al árbitro o a los jugadores y luego a dormir tranquilitos hasta el siguiente domingo una vez calmadas nuestras iras.

Entonces, la solución…

Yo lo tengo claro, muchos de nosotros lo tenemos claro, pero hace falta que los de arriba lo tengan también claro, muy claro, falta casi un mes y se puede ir haciendo camino, al menos senda…

Al principio de la presunta transición a la democracia, se legalizo el PSOE, el PCE, incluso la LCR, PTE, ORT, PNV, CiU, pero no se legalizaron los partidos republicanos, por lo que no pudieron presentarse a las primeras elecciones, porque es a la República a quien tiene miedo la decadente clase política del Régimen, tienen miedo a la “bicha”, que diría Felipe González.

Lo que piden los sindicatos, hasta el momento, en las huelgas generales, la decadente clase política económica, financiera y monárquica, lo asume el PSOE, (cuando está en la oposición, esos sí) pero lo aceptan los partidos de derechas y el propio gobierno, un cabreo que dura 24 horas y se pasa.

¿Qué pasaría si en lugar de pedir un referéndum contra los recortes sociales se pidiese un proceso constituyente de transición a la democracia, a la República,   denunciando los derroches innecesarios en tiempos de crisis de la monarquía, la corrupción de la misma y del sistema que la sustenta? Resulta llamativo que quienes más han hecho en favor de la tercera República sean los diferente miembros de la Casa Real, habría que nombrarlos a casi todos ellos “republicanos del año” y eso que el año no ha terminado.

¿Qué pasaría  si las  banderas  de UGT, de CC.OO, CNT, CGT, PSOE, PCE, PCPE y otros sindicatos o partidos fuesen reemplazadas por multitud de banderas republicanas?

RESPUESTA:

Que se cagarían las patas abajo.


 

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...