lunes, 1 de octubre de 2012

“The New York Times” cuestiona la manera en que el rey amasa su fortuna personal

“The New York Times” cuestiona la manera en que el rey amasa su fortuna personal

“The New York Times” cuestiona la manera en que el rey amasa su fortuna personal

El diario estadounidense The New York Timescuestiona la fortuna amasada por el rey Juan Carlos y su tarea de “diplomático de los negocios” de cara a vender la “marca España” en el mundo. “Un rey escarmentado que busca la redención, para España y su monarquía”, es el titular del artículo con el que The New York Times repasa los últimos acontecimientos desafortunados para el monarca y cómo en esta etapa de crisis económica emplea el papel de “embajador de la nación” para conseguir suculentos contratos millonarios que supongan más dinero para las arcas del Estado y ayuden a mejorar la confianza de los inversores en España.
“La monarquía continuará siempre y cuando las personas quieren una monarquía”, dijo el rey en una gira por Nueva York la semana pasada, que forma parte de una estrategia de palacio para reunirse con los líderes de opinión principales para ayudar a promover la confianza en España.
Crisis económica de Europa cuenta con los políticos y los contribuyentes que luchan desde Bélgica a Inglaterra abiertamente sopesar los costos de subsidiar a miembros de la realeza. A diferencia de otros monarcas europeos, Juan Carlos subió al trono después de la muerte del dictador Francisco Franco en 1975, con prácticamente nada, y ha trabajado duro para generar su propia fortuna más allá del presupuesto anual de 8,3 millones de euros, o US $ 10,7 millones, otorgado a el palacio por el gobierno español.
El diario estadounidense remarca las diferencias entre la reciente monarquía española y el resto de coronas europeas, y destaca cómo el rey llegó a Jefe del Estado “con prácticamente nada”, y poco a poco ha generado una fortuna.
“Al rey se le valora mucho en los círculos empresariales por actuar como intermediario y como el embajador económico para su nación, pero la forma en que ha amasado su considerable fortuna personal permanece en secreto”, apunta The New York Times.
“La riqueza de la familia real española se ha estimado en hasta 1.790 millones de euros, una suma que sus defensores afirman que fue inflada por la inclusión de los bienes del Estado”, prosigue el diario estadounidense.
¿Comisiones como intermediario?
Su papel negociador ha tenido recientemente su punto álgido al intermediar con la monarquía de Arabia Saudí para que fueran empresas españolas las que realizasen la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina.
“Los partidarios del monarca y asesores de Zarzuela insisten en que el rey no recibe comisiones sobre las ofertas que media o promociona”, se cuestiona en el artículo al contrastar esta información con la opinión de varios expertos en la monarquía borbónica y europea.
“Han intentado ser más transparentes al revelar su presupuesto anual (…). Supongo que al menos el rey es millonario, pero la pregunta es: ¿es un multimillonario? ¿A cuánto asciende en realidad su fortuna?”, se pregunta el catedrático de la Universidad de Bruselas Herman Matthijs, que investiga el gasto público en la realeza europea.
José García Abad, autor de dos libros sobre el rey Juan Carlos, destaca la campaña financiera previa a su ascensión al trono y cómo “estaba obsesionado con hacerse con una fortunapersonal”, menciona en el artículo.
“En sus viajes, el monarca puede aceptar regalos en nombre del Gobierno español, pero no hay una lista pública de los presentes. A través de los años, ha recibido yates, una casa de la isla y los automóviles de lujo que añadir a su colección de coches”, enumeran en el texto deThe New York Times.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...