miércoles, 3 de octubre de 2012

¿Y los caídos rojos? ¡Pues que ‘se jodan’!


¿Y los caídos rojos? ¡Pues que ‘se jodan’!





El periodista Enric Sopena ha escrito este magnifico articulo:

¿Por qué la derecha se opone una y otra vez a que se sepa la verdad sobre los crímenes del franquismo? Porque los herederos de la dictadura -en su mayor parte- no quieren que una Comisión de la Verdad acabe enseñando cómo fueron asesinados cientos de miles de españoles.

Lo fueron por el mero hecho de ser demócratas, de ser republicanos, de ser socialistas, de ser comunistas o de ser masones. Al PP le asusta que pueda por fin conocerse la verdad oculta desde julio de 1936 hasta nuestros días. Los hijos o nietos de aquellos verdugos de antaño prefieren el silencio, la opacidad y el olvido.

Con insidia y con saña

Pilar Bardem – odiada con insidia y con saña por políticos y periodistas populares- dijo ayer en Madrid, durante el acto reivindicativo de la Comisión de la Verdad, lo siguiente: “No puede ser que se reconozca a los caídos por Dios y por España y se olvide a los otros no sé si caídos por Dios, pero desde luego por España”.

Las víctimas beatificadas

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero puso en marcha la Ley de la Memoria Histórica. Pero no pudo rematar la jugada. La derecha procuró por todos los medios patalearla, increparla y bloquearla. Montó todo género de protestas contra esa Ley. La mayoría de jerarcas de la Iglesia hizo lo mismo que el PP. Muchos de los caídos por Dios y por España acabaron siendo beatificados por el Papa en el Vaticano. ¿Y los caídos rojos? Pues que se jodan.

El juez caído y pisoteado

En la Puerta del Sol, entre ovaciones y jaleado por miles de ciudadanos, habló este sábado Baltasar Garzón, el juez caído y pisoteado por pretender investigar a las víctimas del Caudillo de España por la Gracia de Dios. Lo juzgaron como si fuera un delincuente.

Pero no se rinde…

Se ha convertido de hecho en un exiliado. ¿A quién se le ocurre, por otra parte, escrudiñar judicialmente a los integrantes populares de la trama Gürtel? Garzón está pagando muy caro su coraje judicial y democrático. Pero no se rinde ante los inquisidores de Génova. Garzón ayer les lanzó otro desafío ético: “Las víctimas me han enseñado que no se puede construir el futuro sobre cientos de miles de cadáveres”.

Jiménez Villarejo

Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal anticorrupción y siempre clarividente, dijo en voz alta y clara las verdades del barquero: “Los magistrados del Supremo comenzaron su acometida en 2009, aliados con la extrema derecha española, al admitir la querella de Manos Limpias, y después, de la mano de los más importantes responsables de la trama corrupta, continuaron hasta su condena en febrero de este año, 2012”.

El dedo en la llaga

Ignacio Fernández Toxo, líder de CCOO, puso el dedo en la llaga: “Quieren reducirnos al silencio (…) Vuelven los tiempos de las mayorías silenciosas, volvemos a la dictadura amordazadora del franquismo (…). Mariano Rajoy, culpable máximo del deterioro de la democracia, es el hombre que avaló muchísimas manifestaciones de la derechona contra el Gobierno socialista, bajo la coartada de las víctimas del terrorismo etarra y a costa del aborto o de las bodas gays.

La paz de los cementerios

El otro día, Rajoy, el presidente del Gobierno conservador tuvo la cara dura de loar a “las mayorías silenciosas”. Más o menos, como el Generalísimo, al que le gustaba, más que nada, la paz de los cementerios, el silencio de los muertos y el de los cadáveres en las cunetas o desaparecidos.

(Enric Sopena)

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...