miércoles, 14 de mayo de 2014

La manipulación informativa y el Gran hermano que todo lo ve

Suicidios y crímenes  y el gran hermano


Sobre el asesinato de Isabel Carrasco.  Sobre el suicidio de  Inocencia Lucha y sobre el asesinato miles de  desahuciados, la manipulación informativa y el Gran hermano que todo lo ve.  
Un título muy largo para una indignación muy grande y una explicación muy corta y espero que clara. 

Nunca bajo ningún concepto se puede asesinar a una persona, es algo intolerable y vergonzoso y que debe ser motivo de indignación de cualquier persona honrada y decente. Por mucho que esa persona pudiera ser buena o mala, humilde o poderosa.
Todos los asesinatos debieran causar la misma lógica indignación en una sociedad democrática como se supone, solo se supone, que es, o mejor dicho debiera ser la española. La distancia que separa un Estado democrático de España es abismal, del mismo modo que el que separa de una sociedad democrática de la española es inmensa.  Llama la atención que todos enarbolamos la democracia como una propiedad de la cual somos garantes y propietarios, pero no la enarbolamos para reivindicar la diferencia de pensamiento, quien no piensa como nosotros son radicales, nazis, fascistas, comunistas, extremistas de todo signo, antisistema y multitud de calificativos.  Se ha puesto en evidencia con el asesinato de la dirigente del Partido Popular de León, antes de que se supiera que había sido asesinada por otra militante del Partido Popular, grupos de energúmenos, algunos muy cualificados, comenzaron a tirar basura sobre el PHA - no encontraron nadie más débil a quien echar la culpa – que hoy por hoy el lo más digno de la sociedad española, sin tener en cuenta que los desahuciados son personas a las cuales se les ha robado la casa con la complicidad de la “democracia española”.

Una de esas personas fue, Inocencia Lucha, que ayer se quemó a lo bonzo ante el banco que según sus propias palabras le había robado todo, todo menos la DIGNIDAD.  Por ella, por los miles de asesinatos/suicidios cometidos por las entidades financieras, no se pondrán banderas a media asta, no la visitaran las autoridades competentes, ni tampoco ningún partido parara su campaña electoral, la razón muy sencilla, Inocencia Lucha, era una pobre mujer honrada y trabajadora, que a lo único que aspira es a trabajar y a vivir con dignidad y ni eso le dejaron.  Inocencia no tenía 12 cargos bien renumerados, que por no tener no tenía ni uno, que con tan solo eso se hubiese conformado,  le habían robado todo, hasta la esperanzas y las ganas de vivir y aunque dicen que la muerte iguala todo, al amo con el esclavo, al pobre con el rico, hasta eso es mentira en la “democracia española”.

Nada voy a decir de Isabel Carrasco, mis sentidas condolencias a la familia, mi desprecio más absoluto a todos aquellos “demócratas” que han querido utilizar este asesinato, para hacerse propaganda, para recortar aún más esta farsa de democracia y no voy a decir, porque se ha dicho todo y no es el momento y los muertos merecen un respeto, todos y este escrito se lo dedico a quien no quisiera nunca dedicárselo a Inocencia Lucha y a todas las víctimas de este podrido y corrupto Régimen.

Y también porque del mismo modo que cobardemente los medios de manipulación masiva ocultan noticias y manipulan, engrandecen o empequeñecen lo que les interesa a ellos y al poder,  a mí me duelen más los míos, los que sufren, quienes no tienen voz y la poca que tienen se la quieren tapar a través de un Gran Hermano onmipresente, además puniendo como excusa un asesinato criminal cometido por uno de los suyos contra otro de los suyos. Yo quiero realzar la dignidad de esas personas ignoradas por las que nunca se pondrán las banderas a media asta ni se paralizaran campañas electorales, ni tampoco se darán grandes discursos y que no tienen siquiera derecho a un minuto de silencio.


La huida


Te lo dirán, vaya si te lo dirán.
Ya habré escapado,
habré roto el cordel
pagando caro montazgo…
No sin antes beber el cianuro de la redoma,
sin ser refractario a su veneno.
Escaparé.


Reflejaré sobre mis huellas
la combustión,  de mis cenizas
cuando la espita, seca,
haya olvidado el aroma de mi sangre,
que como esporádica cometa
habrá pasado desapercibida.


Alguien, tal vez…
Conserve mi retrato sobre su mesita,
otro ilota que buscará inútilmente,
entre las fauces de los lobos
una mentira que le convenza.
No la encontrará…Yo no la encontré,
ante la indiferencia  también querrá  escapar.


Escrita y dedicada a todas las victimas de los desahucios por Paco Arenas
Publicado también en Unidad Cívica por la República
y
LQsomos

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...