domingo, 29 de julio de 2012

LOS CAMINOS HACIA LA REPÚBLICA





Creo que es algo que debemos debatir, nunca desde la muerte del dictador las condiciones se han puesto tan a favor de una tercera república en España, pero… ¿Cómo y quién articula esa unidad de acción? ¿Cómo homogenizar las distintas sensibilidades republicanas que hay en España? ¿Vamos a seguir peleándonos por un punto y una coma , viendo como mientras la oportunidad se pasa y la gran estafa que representa la monarquía se consolida en la persona de Felipe de Borbón, con la ayuda de la prensa amarilla y el bipartidismo corrupto? 
 Participe en su momento en el inicio de IU, y la verdad en que quede tan decepcionado por lo absurdo en ocasiones de los debates, por la presencia de partidos y personas ajenas a la izquierda, como la secta "Partido Humanista o el Partido Carlista, que se me quitaron las ganas, 
hoy en día tengo el temor que pueda ocurrir algo parecido, aunque primero se debería comenzar a intentar una coodinación de la macedonia republicana.
 La oportunidad es única para la instauración de la tercera república, os pido que a pesar de la extensión lo leáis hasta el final, lo meditéis, lo critiquéis y si es necesario me pongáis verde, pero hay que moverse, no quedarse esperando a que llueva, dejando los  campos secos cuando el rio baja caudaloso. Es necesario abrir el debate, las redes sociales,  en Facebook, en los distintos blogs republicanos, incluido el mío, pero hay que comenzar a moverse. ¡YA!

En no pocas ocasiones he hablado de que es la propia monarquía la que está cavando su tumba, por su torpeza, su apoyo incondicional a los recortes y sus escándalos sucesivos, no necesita de los republicanos para desacreditarse, ningún miembro de la familia real se ha salvado de la polémica o del escándalo de todo tipo y condición. 
Algunos partidos de tradición republicana públicamente han pedido la renuncia del rey y la convocatoria de un referéndum, algo positivo o negativo, tengo mis dudas, cargar mucho las tintas, como hago yo, puede ahuyentar  a muchas personas.  
 

Tengo claro, lo escucho y lo veo que las personas menores de cuarenta años no son monárquicas, para esa gran mayoría, al igual que para quienes tenemos más edad y somos republicanos, la monarquía es una institución incomprensible, anacrónica e inútil, que en vista de las circunstancias no da más que problemas. Adicionalmente y ante el desprestigio generalizado de la política y la extensión de la corrupción, hay una sensación un poco vaga pero presente de que la monarquía es la involuntaria piedra de soporte de este bipartidismo caduco y nocivo que ha permitido la degeneración política de España.

Hay mucha gente joven, no solo de ideas progresistas, sino incluso centristas  o derechistas que se confiesan republicanos, pero les tira para atrás el simbolismo, tienen recelo a denominarse republicanos, por estar esta definición muy unida ideológicamente a una parte muy definida de la izquierda, les da miedo.
Por otra parte, hay muchas personas que se autodefinen con el absurdo calificativo de “juancarlistas”, un invento que ha tenido éxito a base de mentiras y propaganda falsa, como que el rey era necesario para garantizar la democracia, o que el 23F, fue decisivo para que fracasase el golpe, falsedades que han calado en el imaginario popular y que va a ser muy difícil que desaparezcan.

Hay que explicar a los españoles que la república no es algo exclusivo de las izquierdas, aunque la monarquía si lo es de las derechas, pues no hay nada tan absurdo y ridículo que alguien que se considere de izquierdas que defienda la monarquía.  Que por ejemplo en Francia ha habido un presidente de derechas como Sarkozy o en Alemania un canciller ultra liberal y son republicas una unitaria y otra federal y que no pasa nada, que en España sería igual.  La república es la forma más democrática de gobierno, que el jefe de la Republica se elige cada equis años, normalmente cuatro, que si no lo hace bien se le da la patada, pero a un rey sea tonto o listo, buena persona o un hijo de su madre, es hasta que muera o se le dé la patada, hay que contar la historia de los borbones, que ninguno se salva de la quema, ninguno ha sido decente u ejemplar, empezando por el primero Felipe V y continuando por el resto .
Que hay que buscar la república como una forma de modernizar España, una forma de Estado más democrática y representativa, dejando de lado algo tan opaco y anacrónico como es la existencia de una Casa Real.
Está claro que quienes sentimos la república en nuestro corazón, no aspiramos simplemente a un cambio en la forma de Estado sin más, que queremos una democracia avanzada, que tenemos unas muy determinadas ideas políticas, que a otros sectores ideológicos,  que pueden llegar a  apoyar el advenimiento de una tercera república, les causa pavor. Ese es uno de nuestros mayores obstáculos y posiblemente sea casi el más difícil de vencer.  El otro obstáculo lo tenemos en las propias filas de la izquierda, en un partido tradicionalmente republicano, como es el PSOE, al PSOE le interesa el “statu quo” actual, ahora gobierna el PP, mañana el PSOE, así puede continuar la historia indefinidamente, sin necesidad de molestarse en que cambie la actual situación.  He dicho al PSOE, refiriéndome a la cúpula dirigente, no a sus militantes, es a estos a quienes hay que trabajar, son muchos los que se declaran abiertamente republicanos, es en estos sectores donde se da el mayor número de “juancarlistas” provisionales, que van menguando a pasos agigantados para conforme son reemplazados por las nuevas generaciones socialistas declararse abiertamente republicanos, un ejemplo esta en Cuenca, donde hay una corriente muy importante en favor de la república y en su página lucen orgullosos la bandera constitucional de la misma. Pero no nos engañemos el PSOE  es un partido muy difícil de cambiar, en mi opinión es donde está la mayor dificultad para la llegada de la tercera república, pero tengo claro que son muchos , cada vez más los militantes del PSOE, que sueñan con ella o que tienen claro que es irracional defender la monarquía  como forma de Estado y seguir llamándose socialista, siendo esos militantes o simpatizantes del PSOE clave para la consecución de la república.

Las circunstancias para una tercera república se están dando, lo difícil es que sepamos actuar con la inteligencia necesaria para poder conseguirla, atrayendo a los republicanos “juancarlistas” del PSOE y no asustando a los “no monárquicos” del centro o la derecha.  Esos son los obstáculos  más difíciles que tenemos delante de nuestras aspiraciones.

 La monarquía se nos antoja, de hecho lo es, una institución cada vez más oscurantista y somos conscientes, si es que nos preocupamos en buscar la información, de que su coste, gasto, amistades, etc. No está nada claro y nadie pone remedio para que esto se aclare de una vez porque a nadie de quienes chupan de la teta de la vaca le interesa.  Sin embargo la monarquía es autodestructiva, ha pasado con todos los borbones, solo que antes nadie  o casi nadie se enteraba o no se cuestionaba, pero ahora sí.   Resulta absurda la teoría tan pregonada de que nuestro país no tendría una democracia estable sin la monarquía, cuando prácticamente todas las monarquías son árabes  a excepción de cinco europeas y todos los países democráticos de nuestro entorno son republicas, los argumentos de la necesidad de la monarquía son auténticos insultos a la inteligencia de los españoles.
Tengo claro que España mañana será república, pero tengo claro que no va a ser tarea fácil, sino  todo lo contrario, y que desgraciadamente, como siempre sucede en este país, va a ser más por torpeza de los contrarios que por los aciertos propios.

 

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...