jueves, 7 de febrero de 2013

Aguirre, Cospedal y la presunta regeneración democrática en el PP



Si hay algo que siempre se ha dicho es que Esperanza Aguirre jamás de los jamases da puntadas sin hilo, puede ser que sea mucho suponer, puede que me equivoque, pero me da la impresión de que doña Espe, sabía que la bomba Bárcenas iba a explotar más pronto que tarde y no quería que la bomba expansiva le llegase, más sabiendo el funcionamiento del PP, siempre negando todo, hasta las evidencias más absolutas, incluso un buen amigo que sabe mucho del tema, me dijo hace unos días, que quien ha prendido la mecha había sido doña Espe.


La torpeza de don Mariano es sabida dentro y fuera de su partido, doña Espe lo mismo que doña Cospe ambiciona su puesto, la diferencia, “más sabe el diablo por viejo que por diablo”, en esta ocasión las mejores cartas las tiene doña Espe.
Ideológicamente no hay diferencia, ambas desprecian la democracia y los derechos ciudadanos y el cinismo y la mentira la utilizan con maestría ambas.   El hundimiento del PP es como las explosiones controladas por los artificieros cuando van a desactivar una bomba, La guerra entre estas dos mujeres se veía venir, todo era cuestión de tiempo y de quien tenga en esos momentos el mechero, considero mucho más inteligente a doña Espe, ambas igual de ambiciosas y carentes de sensibilidad social o ética.

 El PP está en un proceso cainita y aunque quien esté libre de culpa que tire la primera piedra, el caso Bárcenas deja muy claro el enfrentamiento y se juega a muerte entre ambas lideresas castellanas, descartada la Botella, por inepta.

La regeneración democrática” que propone doña Espe, deja muy claro que va a ver batalla y que sabe que esa batalla va a ser dura, pero que tiene muchas posibilidades de ganarla y sobre todo que el partido más corrupto de la historia de España, intenté convertirse en abanderado de la misma, como si Al Capone pretendiese llevar a cabo la lucha contra la Mafia, eliminando competidores. En el PP, digo yo, seguramente también habrá muchas personas honradas que andan escandalizadas con la corrupción, tanto por el caso Bárcenas y el resto de múltiples corruptelas de Gürtel, Brugal y demás.  Son muchos quienes no comprenden que ministros como Montoro, Gallardón y sobre todo la incompetente de Ana Mato sigan en sus puestos.  Toda esa caterva podrida que hay alrededor de don Mariano, esa guardia que no puede abandonar ese Titanic victorioso del 20N, deben permanecer al lado del capitán del buque, aunque en lugar de chocar contra un iceberg de hielo haya chocado contra unos sobres de papel llenos de cromos de colorines.

Doña Espe sabe que ella es vista con buenos ojos por una buena parte de la derecha. La parte más rancia de la misma, que es como decir la fracción más mayoritaria dentro de la derecha posfranquista, por lo que ya se ha postulado para ello: “Pueden contar conmigo” y continuará postulándose para lo que sea con tal de seguir chupando de la teta de la vaca.

Pero no es solo doña Espe quien aspira a liderar la derecha franquista, también J.M. Aznar el invitado de piedra del trio de las Azores,  parece ser que se postula, de momento a través de terceros, como Luis María Anson, el cual  abogaba por un regreso de tan siniestro personaje, diciendo que era el único que puede llevar a cabo “una profunda operación regeneradora interna”, “Es el dirigente popular con más autoridad en el partido, el que puede poner orden en la zozobra de Génova, regenerar los cuadros dirigentes, despiojar a los pepepijos, expeler a los presuntos sobrecogedores, embalsamar a los calandrajos, restaurar el prestigio perdido”.


Así que nos pille confesados, el estercolero que es el PP, no por el cambio de líder o lideresa va a ser menos estercolero, los casos no son de ahora, a doña Cospe y a don Mariano les han pillado con el carro de los helados, pero este estercolero ya lo era,  tanto cuando el siniestro Aznar era el “Führer” del PP, como cuando la lideresa manejaba a su antojo el PP madrileño, por tanto un cambio de “führer” jamás sería una regeneración democrática, pues las regeneraciones democráticas se llevan a cabo con demócratas y de eso hay muy pocos en la derecha española, si es que los hay.  No es que me olvidé de Soraya, pero de tan vomitivo que me parece el personaje, prefiero ni nombrarlo.

Publicado también en: Unidad Cívica por la República 
y en:                           Eco Republicano


Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...