martes, 12 de febrero de 2013

La primera República Española

La primera república nació tal día como ayer, debería haber sido fiesta nacional, al menos ser recordada como se merece el principal intento de racionalizar y democratizar la sociedad española, un intento con muchas ideas, tantas que chocaron entre sí, sin que ninguna madurase, entre otras cosas porque fue decapitada  por un general golpista casi antes de que comenzase a andar.  Al menos quienes aspiramos a una sociedad más justa y democrática deberíamos haberla recordado como se merece, pero…


Tantos acontecimientos juntos en esta semana, la renuncia del Papa, las cuentas  de Bárcenas y el presunto reparto de sobres en la cúpula de PP, una autentica cueva de Ali Baba  y sus 40 ladrones. Corrupción  extendida por todas las instituciones del Estado, la cual llega también a miembros de la Casa Irreal;  la declaración de la renta de nuestro cínico e impresentable primer ministro, donde se demuestra que se llena los bolsillos a espuertas y se sube el jornal,  un 27% en tiempos en que él recorta sueldos y derechos a los ciudadanos. No necesita sobres para cuando se jubile estar a expensas de tener una misera pensión que receta para los trabajadores, sin embargo presuntamente también recibió sobres llenos de  dinero, siendo ya lo que cobra legalmente una inmoralidad indignante, al igual que la prescindible de Castilla- La Mancha, la cual cobra una cantidad imposible de calcular en pesetas,  o la exprescindible de Madrid, que aspira a quitarle la silla al primer ministro, la cual se lleva limpio de polvo y paja por rentas vitalicias como exministra, exdiputada y exprescindible de la Comunidad de Madrid 90.000€ aparte lo que se lleve como funcionaria por presuntamente, solo presuntamente, trabajar, mientras que unos y otros/as en lugar de tijeras han utilizado motosierras cargadas con el combustible del cinismo y la desvergüenza contra los ciudadanos más débiles.

En este reino borbónico de la corrupción, con tanto aroma fétido, con tanto olor nauseabundo expandido por las altas esferas del poder, tanto, tanto  que si la corrupción produjese gas metano España sería autosuficiente energéticamente.

Ante todos estos vergonzantes acontecimientos de la actualidad es normal que nos hayamos olvidado que tal día como ayer, 11 de febrero de 1873  fuese proclamada la primera república española, decapitada por un criminal general, al igual que la segunda, en este caso de nombre Pavía, sin ni tan siquiera darle la oportunidad de cumplir su primer aniversario.

Recordemos pues en este aniversario, aunque sea con un día de retraso, la Iª República Española.
Con el derrocamiento de Isabel “reina de corazones” comienza a tomar cuerpo la idea de instaurar en España una República, por el descredito vergonzante de la monarquía borbónica, pero antes los monárquicos pensaron que la corrupción política y moral era algo exclusivo de los borbones y ofrecieron el puesto a Amadeo I, un príncipe italiano de la casa de Saboya, que pronto cogió sus bártulos y les dijo a los españoles, “apañaros como podáis que yo me voy”, Pero claro no era cuestión de volver a sentar en el trono a los impresentables borbones, así que terminaron proclamando la Primera República, como quien no quiere la cosa y sin mucho convencimiento, muchos de quienes en esos momentos apoyaban la República era en pro de sus interese personales, no por convencimientos democráticos o republicanos.

El período estuvo marcado por tres guerras civiles simultáneas, :  la Tercera Guerra Carlista, la guerra de los Diez años en Cuba y las diversas sublevaciónes cantonales, las dos primeras, herencia de la monarquía borbónica

Tuvo cuatro presidentes: Estanislao Figueras, Francisco Pi y Margall , Nicolás Salmerón y Emilio Castelar. 

Publicado también en: Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...