sábado, 2 de febrero de 2013

La monarquía franquista o el reino borbónico de la corrupción

España el reino franquista de la corrupción

España el reino franquista de la corrupción


La monarquía franquista se ha convertido en sinónimo de reino de corrupción, una vergüenza colectiva de la cual todos somos cómplices, los ciudadanos hemos sufrido, soportado y tolerado la corrupción política en todas sus formas, hemos aceptado la legitimidad de la monarquía borbónica impuesta por el dictador, con sus corruptelas inherentes, permitiendo el enriquecimiento personal de su heredero, sin cuestionarle nada, ni su asignación ni el coste real de la monarquía, muy por encima de los 500 millones de euros, nada que ver con los ocho millones de asignación de libre disposición.  Hemos permitido que el pasteleo y la corrupción se hayan incrustado en todos los estamentos de la sociedad y el sistema, desde concejales hasta la misma Casa Real.

El régimen surgido de la dictadura franquista nace corrupto y se desarrolla continuando con los mismos vicios de la misma;  corrupción, amiguetes y despilfarro a costa del pueblo, no hay sacrificios ni para la casta, ni mucho menos para el heredero del dictador, que llego sin nada y hoy en día se le considera una de las mayores fortunas del mundo, por tanto ni con la actual constitución, ni con el actual régimen monárquico franquista se pueden solucionar los problemas endémicos de la sociedad española, es necesario buscar una salida democrática basada en la ética republicana dejando de una vez por toda la moral judeo-cristiana que tanto daño ha causado y causa a nuestra sociedad.

Los ciudadanos somos cómplices necesarios

Hemos tolerado un bipartidismo antidemocrático, financiado por grandes empresas, que recibían sus compensaciones de forma generosa, los sobrecostes se convertían en sobres, esto lo hemos permitido a la UCD, al PSOE y al PP, se compran cargos, obras públicas, concesiones o subidas tarifarias de servicios básicos a base de dinero, recibos de luz, agua o gas una parte importante de los mismos van a parar a políticos corruptos que nos piden sacrificios.
Estamos viendo cómo se desmantela el Estado de bienestar, como se privatizan colegios y hospitales para darlos a sociedades vinculadas con el partido que está en el poder, como la tijera se aplica solo contra los sectores de la sociedad más débiles, lo vemos, lo vimos y lo toleramos.
Los últimos acontecimientos deberían servir para dejar de ser cómplices de este reino borbónico de la corrupción, deberíamos exigir no solo la dimisión del gobierno, sino también la abdicación del rey y la abolición de la monarquía franquista por ser ilegal y tierra de cultivo de la corrupción política.

El gobierno debe dimitir

Cuando gobierno está totalmente deslegitimado para continuar, por  estar   demostrado un  día sí y otro también que su sede es la sede de una organización más parecida a la mafia que a un partido democrático, en ningún país que sea realmente democrático dura ni un minuto…  Debe dimitir.
Cuando ese gobierno llego al poder a base de mentiras y falsedades, convirtiéndose en lo más antagónico a Robín Hood, dedicándose a robar a los pobres para dárselo a los ricos, recortando derechos sociales, sanitarios, educativos de todo tipo…Debe dimitir.
Cuando permite que los culpables de la crisis roben la casa a los ciudadanos, sus ahorros, permitiéndoles la estafa de las preferentes y el desahucio para convertir España en un país de gentes sin casa y casa sin gentes…Debe dimitir.
Cuando ese gobierno exige sacrificio a los ciudadanos y derrocha a manos llenas en regalar a las entidades financieras el dinero sustraído a los mismos, además de evitar cualquier tipo de recortes entre la casta política o esa caduca institución caduca e ilegal que es la monarquía borbónica franquista…Debe dimitir.
 Por todo lo expuesto y mucho más el gobierno debe dimitir.


No basta, con la dimisión del gobierno, debe disolverse la estructura ilegal del Régimen borbónico franquista

Poco se consigue si esa dimisión se queda en eso, ni tampoco si entra un gobierno de tecnócratas a la italiana o si se convocan nuevas elecciones y hay un vuelco electoral continuando con el turnismo del bipartidismo actual, porque el recambio ha demostrado su incapacidad para resolver los problemas y que no está ajeno a los problemas de corrupción, además de que continuaría políticas similares a la del actual gobierno, sin tocar el poder de la banca, las grandes empresas, las SICAV y mucho menos el mal endémico del régimen, la monarquía, esa no es la solución que necesita España y mucho menos los españoles, es solo la otra cara de la misma moneda.

Si  los ciudadanos decidiesen pasar de los dos partidos monárquicos PPSOE, y ganase las elecciones izquierda real, tampoco serviría de mucho, a no ser que esa fuerza fuese el  resultante  de la unión de las fuerzas de izquierdas y republicanas, y esa fuerza diese pasos necesarios para iniciar un proceso constituyente que recobrase  la legitimidad republicana, declarando ilegal este régimen surgido e impuesto por las armas de un ejército de traidores a la patria y cimentado sobre la sangre pisoteada y derramada del pueblo español. No hay tiempo que perder, el edificio monárquico se derrumba, de nosotros depende que nos pille debajo o que nos convirtamos en los arquitectos de una nueva sociedad donde la ética republicana sea la principal virtud.

Publicado también en: Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...