viernes, 3 de enero de 2014

Hay un camino, una salida y está en nuestras manos

Unknown
Llevan ya unos días, tal vez unas semanas, quizás desde el mes de agosto, manipulando las estadísticas sobre el desempleo, recuerdo en el mes de agosto que se habían realizado más de un millón de contratos, sin embargo curiosamente había casi 100.000 afiliados menos a la Seguridad. Nos toman el pelo y siempre hay algún imbécil que llega a creérselo, de lo contrario no se explica que todavía existan personas dispuestas a votar al partido podrido.
Hoy precisamente hace un año que fui despedido, desde entonces no conozco a nadie en mi entorno que haya encontrado trabajo, más allá de un par de semanas, sin embargo el número de amigos y conocidos que han perdido su puesto de trabajo, crece y crece.  El número de empresas que cierran más de lo mismo.  El número de personas que deciden dar un paso adelante convirtiéndose en autónomos, montando un  pequeño negocio también crece, pero de tres casos de amigos míos que se han lanzado a la aventura “empresarial”, dos han perdido hasta los calzoncillos.

Yo, sinceramente, no encuentro ni un solo indicio de recuperación, ni una sola razón para creer mínimamente a esta panda de presuntos delincuentes que nos gobiernan. Digo presuntos, estando convencido de que esa palabra sobra, pero tendré que guardar las formas.


El artículo 35 de la presunta “constitución” franquista de 1978, no sirve ni para limpiarse el culo con él -  Bueno en realidad esa presunta “constitución” solo sirve para brindar al jefe del Régimen- Dice:
“Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo”.
Por tanto el gobierno monárquico incumple y viola la presunta constitución franquista, con la autorización y consentimiento de su católica majestad, que nada dijo contra los actos tiránicos del gobierno que preside don Mariano Rajoy y por tanto se da por hecho que está de acuerdo con ellos y que debe seguir su camino.

Sin embargo ese camino lo debemos marcar nosotros, si hay algo que extraña y llama la atención en el extranjeros es el adormecimiento de la sociedad española.  Esta estafa que llaman crisis, ha provocado ya   3.158 suicidios/asesinatos, de los cuales 120 corresponden a personas a las cuales les han robado previamente la casa, tras quedar en paro. El ritmo de robo de viviendas por parte de la delincuencia terrorista financiera es infinitamente superior a la de toda Europa  en su conjunto, recordemos que el segundo país es Grecia, con 720 desahucios al año, mientras que en España hemos llegado a 512 al día. Pero aquí no pasa nada, lo único que apagamos el televisor cuando sale el Borbón.  Pero en las encuestas todavía el Partido Podrido encabeza la opción mayoritaria y las convocatorias en favor de la República, no dejan de ser testimoniales y ridículas. Posiblemente sea una gran verdad lo que dice el refrán, que cada pueblo tiene el gobierno que se merece, y los españoles nos merecemos el que tenemos, por cobardes.  Mientras que no seamos capaces de darnos cuenta del poder de nuestras decisiones, nos seguirán tomando por imbéciles, nos seguirán robando la casa, el pan, la educación o la sanidad de nuestros hijos y como única salida escogeremos la más cobarde.  Hay un camino, una salida y está en nuestras manos, podemos , pero para ello debemos querer.


Publicado También en Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...