jueves, 20 de febrero de 2014

¿Podemos perder la esperanza?


Hace ya bastantes años, mi amigo y paisano Salvador Fernández Cava, el mejor cronista de la historia del Maquis de la Agrupación de Levante (AGRA), hablaba en la Gavilla Verde de la vocación cainita de la izquierda en la provincia de Cuenca y de España en general:

“Es tradicional, y lamentable, el espíritu cainita de la izquierda española. Un claro ejemplo es la andanada, no por la discusión, sino por la forma de plantearla (de enrocarse, de buscar el enfrentamiento y de ir añadiendo amigos digitales”.


Estas palabras de mi amigo, nada tienen que ver con la polémica actual que a mi preocupa, sin embargo se ajusta como anillo al dedo para dejar claro que lo que ocurre ahora no es nada nuevo.  Es bueno el debate y aportar puntos de vista  diferentes, afortunadamente cada uno tenemos nuestra propia visión de como  son las cosas o al menos como deben ser,  quienes son nuestros candidatos ideales y cuáles son las estrategias a seguir, pero al final tenemos claro, al menos deberíamos tenerlo,  que si queremos conseguir algo, ante todo debemos estar unidos y que si realmente queremos salir de este agujero es necesario dialogar y aportar nuestras ideas de la manera más constructiva posible.

Podemos, surge como si fuese algo nuevo, como la piedra filosofal que teníamos delante de nuestras narices y no éramos capaces de ver, algo capaz de despertar la ilusión necesaria y provocar con ello no solo la eliminación del podrido bipartidismo sino mucho más, la toma del poder desde fuera de los partidos,  es un proyecto realmente esperanzador, saben trasmitir esa esperanza, visto así suena mejor que la novena sinfonía de Beethoven. 

 Sin embargo, a mis años, me cuesta asimilar experimentos nuevos, aun sabiendo que son necesarios en muchas ocasiones, que es necesario innovar, pero ¿hay innovación en Podemos? ¿En qué se diferencia el programa de Podemos del anteriormente escrito y elaborado por los militantes y organización de la coalición  de IU? Son tan similares que parecen estar escritos o pensados por la misma persona o grupos de personas, incluido el análisis de la situación y el modo de resolverlos.  Tal vez el tema de las primarias, que tiene su no se qué,  donde hasta mi cuñado, pepero y monárquico acérrimo, podría votar.


Son muchas las cosas que son necesarias cambiar en IU, por supuesto que sí, es cierto, o al menos a mí me lo parece, que es necesaria savia nueva que alce la voz, pero ya se están dando pasos, Alberto Garzón o la pareja sentimental de Pablo Iglesias, Tania Sánchez, pero también otros muchos, que no salen en los medios o que si salen.  Pero no son las personas, son más necesarios los cambios en abrirse a la sociedad y esos pasos se están dando… ¿Quién ha estado detrás la organización de muchas mareas ciudadanas? 
                          
 Posiblemente IU necesita muchos cambios, infinitos y necesarios, pero manteniendo la estructura, lo esencial de cualquier formación, una militancia dispuesta a trabajar, a luchar y a decidir.

Me ilusiona la idea que transmite Podemos, pero tengo miedo, miedo a perder una vez más la esperanza y que Podemos, no se convierta en “un pudimos ser”, y termine siendo como otros experimentos anteriores, una nueva forma de  autodestrucción de la izquierda, ahora que según las última encuesta  de Metroscopia febrero 2014 dan unos resultados muy alentadores en la estimación del voto decidido:

PP- 12,6
PsoE-12,4),
 IU- 11,9)

Me gustaría estar equivocado, que IU y Podemos no fuesen en candidaturas diferentes, sería muy grave, es muy grave, traicionar la ilusión de un pueblo que necesita algo más que esperanza, de un pueblo que sufre y que sabe que realmente si queremos podemos.

Publicado también en Unidad Cívica por la República  ,  Eco Republicano  y   LQsomos

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...