domingo, 20 de abril de 2014

La República como una necesidad



Hace poco más dos años la República parecía algo imposible de lograr, hoy la monarquía se está desmoronando a pasos agigantados, sin dignidad ni ética; miembros pasados por los tribunales, otros  que  presuntamente terminarían pasando y si no pasaran es por un oportuno e injusto aforamiento ideado para evitar que la justica pueda actuar y que demuestra que eso de que “todos los españoles somos iguales ante la ley” es una grotesca falacia. La democracia no puede en una monarquía, es una contradicción. La República por tanto  es una  la oportunidad de realmente llegar a tener en España una autentica democracia, para todos, sin exclusiones.



Sí, la monarquía, apéndice de la dictadura se desmorona, con sus dos principales muletas PP y PSOE, unidos en su destino,  el primero porque es la esencia pura del franquismo, genéticamente fascista que a las primeras gotas de lluvia de libertad se le corre el maquillaje quedando al descubierto el rostro que tanto le ha costado ocultar, incapaz de condenar el terrorismo criminal, que supuso el golpe de Estado del 1936, permitiendo que calles de toda España, tengan el triste honor de honran a criminales, asesinos, delincuentes y terroristas.  Apoyando canonizaciones que suben a los altares a unas víctimas de la  guerra con todos los honores de Estado y sin reparar en gastos.  Mientras que a otros, miles y miles,  los condena, a ellos y a sus familiares al olvido, al permanecer enterrados en miles de fosas comunes, sin derecho, ni tan siquiera a ser enterrados con dignidad, insultándoles descaradamente, como ya lo han hecho en reiteradas ocasiones, entre otros el impresentable Rafael Hernando.  Inmerso en múltiples casos de corrupción que afecta a todos los extractos del partido, dejando al descubierto que más que  un partido político, presuntamente democrático, es una organización mafiosa y delictiva, diseñada para el expolio del Estado y por tanto de los españoles.   
El segundo, ocupada su cúpula por usurpadores, partido que fue en sus orígenes republicanos, partido que en sus bases continua siendo republicano, es el principal puntal de la corrupta monarquía, su principal valedor.  Donde es necesario que sus bases recuperen el control, la dignidad del partido que fue estandarte de la lucha por la libertad y la República.  Son muchos los militantes que asqueados han abandonado el partido, especialmente entre sus juventudes, recientemente el 90% de las JJ.SS. del Tomelloso.  Cada día se alzan más voces dentro del partido exigiendo la República, voces que son acalladas por una poderosa nomenclatura compuesta por monárquicos derechistas disfrazados con apariencia y dialogo de izquierdas, pero como dijo Jesús, “por sus obras les conoceréis”, y la obras de la cúpula del PSOE, son claramente de ideología derechista y monárquica.  Es necesario un golpe en la mesa de sus militantes, no pueden ni deben dejarles un minuto más llenando de indignidad unas siglas que fueron bandera de dignidad y lucha por la libertad.  Al igual que el Partido Podrido, al igual que la corrupta monarquía, también esta inmenso en graves casos de corrupción.  Razón principal por la cual es el principal valedor de un Régimen tan anacrónico como corrupto.


Cada día somos más, con independencia de nuestra ideología, de nuestro modelo de república, que pensamos que la república es más que necesaria imprescindible. Aun así queda mucho trabajo por hacer, muchísimo.  Basta ver la desunión de la izquierda, ver como de vez en cuando surgen nuevos partidos, que con toda legitimidad piensan que tienen el mejor ideario y la mejor forma de llegar a cumplir los objetivos que todos perseguimos. Sin embargo aunque todos hablan machaconamente de la necesidad de la unidad, del frente común, lo único nuevo que aportan es una mayor división de la izquierda, entre la que debemos incluir a las bases del PSOE, sin ellos se reduce de manera impresionante las posibilidades, con ellos, la República la tenemos a la vuelta de la esquina, lo difícil es que sean capaces de enfrentarse y derrotar a un aparato tan poderoso y manipulador como es la cúpula del PSOE.



España debe adoptar la república como forma de Estado, no porque la monarquía sea una institución medieval, sino porque impide la regeneración democrática y sobre todo porque es el principal impedimento para salir de la actual situación, ya que la ruptura que no se llevó a cabo en su momento es necesario realizarla ahora, pues sobre algo podrido y criminal como fue la dictadura franquista, no se puede edificar, sobre esos mismos cimientos, una democracia avanzada al servicio del pueblo.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...