domingo, 12 de agosto de 2012

Sánchez Gordillo y los delincuentes de traje y corbata

Sánchez Gordillo y los delincuentes de traje y corbata
 


Me ha pillado fuera de  toda conexión con la actualidad,  esta polémica protagonizada de forma simbólica  por Sánchez Gordillo y el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) para entregárselos a los más necesitados, me ha llamado la atención toda esta repercusión dada a unos kilos de garbanzos, lentejas, arroz y demás productos de primera necesidad y la prontitud del ministro de Represión Ciudadana solicitando la inmediata detención de los sindicalistas andaluces, cuando delincuentes que han robado grandes cantidades de dinero andan tan tranquilos con escoltas paseando con toda impunidad por calles, playas y Palacios.


 


Llama la atención que miembros de la Casa Real y del Partido Podrido, reciban parabienes después de haber robado  presuntamente millones de euros  y no pase nada.  Llama la atención que se acepten disculpas “infantiles” como actos de nobleza, después de haber despilfarrado a manos llenas. Llama la atención que dirigentes políticos no sientan rubor ni vergüenza de cobrar lo que cobran y les nieguen a los necesitados un kilo de arroz cogido de las estanterías de un supermercado.  No es que yo piense que se deba hacer, pero considero más vergonzoso que no se haga cuando hay personas que no pueden comer.
No soy yo quien para censurar a Sánchez Gordillo porque tengamos una clase dirigente plagada de corruptos y delincuentes de traje y corbata, que hablan de presunciones de inocencia si se roba millones y condenan a la cárcel a quien tiene hambre.

Sánchez Gordillo ha demostrado en Marinaleda que hay otra forma de hacer política,  pero también ha demostrado que el requisito indispensable es ser honrado y eso es algo que no toleran los delincuentes de traje y corbata que nos gobiernan desde que comenzase la presunta “transición” a la  “democracia”.


Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...