sábado, 22 de diciembre de 2012

Explotación infantil (la otra Navidad) SOBRAN LAS PALABRAS FALTA LA VERGÜENZA




¿Quién se acuerda en estas fechas de los niños que sufren explotación infantil? ¿Quién es capaz de ser feliz  y brindar con champan después de ver estas imágenes. Es esa otra navidad, la que nadie recuerda, la que las burbujas del cava ocultan tras un bonito regalo, tras un bolso, un bonito vestido, una cartera, un ordenador o un teléfono o Tablet de última generación…


Yo comencé a trabajar muy pronto, con trece años subía las maletas del hotel Excélsior de Sant Antoni de Portmay , por las escaleras mientras los clientes subían por el ascensor, luego, generosos ellos me daban unas monedas de propina.  Debo decir que era un trabajo que asumía con gusto, sabia de la necesidad de hacerlo, eran tiempos difíciles,  aquellos de tiranía de la ya  agonizante dictadura del genocida  Francisco Franco, mentor de su católica majestad.

Pensábamos que después de muerto el tirano llegaría la libertad, pero mientras tanto de algo había que comer, se veía de manera natural, el dejar la escuela una vez terminados los ocho cursos de la EGB y ponerse a trabajar, en esa bonita isla de Ibiza tan solo estudiaban los hijos de aquellos que tenían posibles, es decir una minoría adinerada y franquista, por supuesto.  Los hijos de los obreros pronto nos colocábamos en hoteles, bares u obras para aportar un jornal.

No es que fuésemos malos estudiantes, ni que estuviésemos ansiosos por dejar la escuela para ser explotados, yo personalmente no era un estudiante brillante en matemáticas, más bien todo lo contrario, pero en la historia y la geografía, la literatura y el dibujo era como se dice ahora un “crack”, por supuesto que hubiese querido seguir estudiando, pero no debía subir maletas por la escalera de un hotel y en el invierno carretillas de hormigón que pesaban mucho más que yo

A nivel mundial la explotación infantil mueve  23.500 millones de euros al  año,   1,2 millones de niños en todo el mundo son víctimas de la trata de seres humanos, quienes peor lo pasan son las niñas obligadas a prostituirse. Un niño que mendiga en Barcelona o Madrid puede sacar cien euros al día, mientras que las niñas obligadas a prostituirse generan unas ganancias de entre 1.000 y 3.000 euros semanales. Si tenemos en cuenta que un proxeneta paga aproximadamente unos 3.000 euros por cada niña, en una semana habrá amortizado la compra y a partir de ahí sólo tendrá beneficios".

Pensaremos que en España afortunadamente eso ya paso a la historia, de momento, pero en el apéndice de la dictadura del genocida criminal, , es un problema que a España no le es ajeno, según datos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), sólo en nuestro país hay 20.000 menores "identificados" por la Policía víctimas de la explotación infantil , avanzando a pasos agigantados, debido a las políticas llevadas a cabo por el gobierno de la monarquía franquista , por lo tanto no solo debemos  avergonzarnos de que suceda en otras partes del mundo, sino de lo que sucede en nuestro propio país.

Existen grandes marcas de ropa, de telefonía móvil, artículos deportivos de gran “prestigio” que utilizan niños en sus factorías, no hace falta mucho para saber que marcas son, basta con buscar en internet y veremos más de una fruta mordida por la codicia y la falta de escrúpulos, solo si no tenemos nosotros esos escrupulos,  compraremos esas marcas.    Marcas que utilizan mano de obra infantil para fabricar sus productos, en países ajenos al nuestro , tomemos conciencia de que cuando adquirimos determinadas marcas de moda nos manchamos de sangre inocente nuestras manos y conciencias, siempre que las tengamos, claro.
La imágen de un niño genera ternura, la de estos indignación y vergüenza y rabia , no he querido comentar las imágenes, me horroriza tan solo contemplarlas…

SOBRAN LAS PALABRAS FALTA LA VERGÜENZA





EXPLOTACIÓN LABORAL INFANTIL































foto5

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...