domingo, 9 de diciembre de 2012

Los esclavos blancos de América, los irlandeses, una historia de terror

El criminal Cromwell

La conquista de Irlanda (1649-1653) se llevó a cabo en 1649, por las fuerzas del parlamento inglés, dirigido por  el criminal Oliver Cromwell
Desde la rebelión de 1641, la isla de Irlanda había estado principalmente bajo el control de una coalición conocida como los «Irlandeses Católicos Confederados», quienes en 1649 firmaron una alianza con el «partido político de los Ingleses Realistas», el bando que apoyaba al rey Carlos I y que habían sido derrotados en la guerra civil inglesa. Finalmente, las fuerzas del criminal Cromwell vencieron a la «Coalición irlandesa» y a los «Carlistas», terminando por ocupar el país, llevando así a su fin a las guerras confederadas en Irlanda.
La conquista de Irlanda fue brutal, como se suele decir a sangre y fuego, más que acciones militares eran crímenes contra la humanidad, o simplemente genocidio, no se repearaba en acciones brutales o criminales, eran violadas mujeres y niñas y pasados por las armas desde bebes hasta ancianos.  El criminal Cromwell, aprobó una serie de leyes en contra de la iglesia católica y confisco todo el territorio irlandés.
Los irlandeses fueron apresados como esclavos y cargados como ganado en los navíos ingleses, fueron cientos de miles, de todas las edades, desde recién nacidos hasta hombres y mujeres que pudiesen trabajar. Los esclavos irlandeses eran los peor tratados, pues se fomentó el odio de los colonos ingleses contra los irlandeses, al menor síntoma de rebeldía eran torturados de manera atroz y sin miramiento ni de edad ni sexo, eran colgados de manos o pies, cabeza abajo, les quemaban los pies y les marcaban a fuego como ganado,  algunos eran quemados vivos como advertencia y sus cabezas las ponían sobre picas en los mercados de esclavos.
Los primeros presos políticos irlandeses fueron vendidos como esclavos en 1625, reinando en Inglaterra James II, fueron unos 30.000, el negocio era redondo, pues no costaban dinero, a diferencia de los africanos, así que los ingleses se aficionaron  a tan criminal negocio. Siendo Irlanda el mayor suministrador de esclavos para los comerciantes ingleses.   Desde 1641 hasta 1652, más de 500.000 irlandeses fueron asesinados por los ingleses  y más de 300.000 fueron vendidos como esclavos.
Durante la década de 1650, más de 100.000 niños irlandeses entre las edades de 10 y 14 años fueron robados a sus padres y vendidos como esclavos en las Indias Occidentales, Virginia y Nueva Inglaterra.  Más tarde  52.000 de Irlanda (en su mayoría mujeres y niños) fueron vendidos a Barbados y Virginia. Otros 30.000 hombres y mujeres irlandeses fueron llevados y vendidos  al mejor postor. En 1656, el criminal Cromwell ordenó que los niños irlandeses se llevaran  a Jamaica para ser vendidos como esclavos a los colonos ingleses.
Por aquel tiempo visto que el   criminal negocio de la esclavitud daba pingues beneficios, y como la codicia humana no tiene límites, los ingleses comenzaron también el tráfico de esclavos negros africanos, que aunque eran más caros no eran católicos que por aquel entonces era lo que más odiaban los anglicanos, por lo que eran tratados de una manera un pelín más “humana”.    El precio de los esclavos africanos podía ser hasta diez veces más barato que el de los africanos, por lo que golpear, torturar o asesinar a un esclavo irlandés, además de no ser considerado un crimen, no suponía una gran pérdida  económica. El criminal comercio era tal que el 70% de la población total de las islas Antigua y Montserrat eran esclavos irlandeses.

La parte más humillante y vergonzosa se la llevaban las mujeres irlandesas, tanto los comerciantes de esclavos, como los colonos “criaban” mujeres irlandesas para disfrute personal a partir de los doce años cuando no antes, en el colmo de depravación moral, los hijos que tenían con ellas se convertían automáticamente en esclavos, sin tener en cuenta que también eran sus propios hijos, eso sí, estos criminales actuaban de acuerdo a su moral cristiana.  Algunas mujeres obtenían la “libertad”, preferían continuar como esclavas para poder estar junto a sus hijos.  Por otra parte, buscando rentabilidad, el precio de un esclavo irlandés era de cinco libras, mientras que el de un africano podía rondar las cincuenta, los mercaderes y colonos comenzaron a aparejar jóvenes irlandesas, desde el mismo momento que eran fértiles, con hombres africanos, lo cual hacía que se revalorizasen los esclavos irlandeses y resultase más fácil competir a través de estos nuevos esclavos de tez más clara con los africanos, al mismo tiempo ahorraban dinero pues no se debían compran africanos, estos nuevos esclavos africanos se producían casi de manera exclusiva para la venta, lo cual molesto mucho a los traficantes de esclavos negros africanos, que lo consideraban una competencia desleal y como en el comercio de las grandes organizaciones criminales participaban la Casas Reales,  británica, española, francesa, holandesa, en fin toda esa gente de sangre azul, cabezas visibles de todas las ramas  del cristianismo europeo, con lo cual la práctica de cruzamiento de mujeres irlandesas con hombres africanos, termino provocando ante la perdidas de ganancias de las casas reales, que se dictase una ley “Forbidding the practice of mating Irish slave women to African slave men for the purpose of producing slaves for sale” (Prohibida la práctica de acoplamiento de esclavas irlandesas y esclavos africanos con el fin de producir esclavos para la venta).   “La pela es la pela” y los criminales son los criminales.
No obstante el envió de esclavos irlandeses continuo durante más de dos siglos, potenciándose después de las revueltas irlandesas de 1798, en esta ocasión muchos fueron trasladados a Australia hasta 1839 Inglaterra decidió dejar de practicar tan gran crimen contra la humanidad, pero el mal ya estaba hecho y el negocio de las monarquías europeas con el tráfico de esclavos también, ninguna de ellas estuvieron libre de tan criminal negocio, hoy los herederos de aquellos criminales todavía son reyes en muchos países europeos, entre ellos España, Inglaterra, Holanda, Bélgica…





Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...