martes, 1 de octubre de 2013

¿La JER, la herramienta olvidada? Impulsar la Junta Estatal Republicana(JER) una necesidad



No es necesario decir que la monarquía representa el pasado, que resulta totalmente absurdo mantener una monarquía totalmente innecesaria e inútil, que además está muy lejos de ser una democracia “como Dios Manda” que diría su primer ministro, el muy embustero, Mariano Rajoy, como lo demuestra elúltimo informe de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea(OSCE) donde se critica tanto la falta de libertad (destacando la reciente expulsión de los seis observadores internacionales) como la falta de libertad de prensa y de expresión, con la complicidad de los partidos del parlamento, que con su silencio se convierten en cómplices, no olvidemos que entre esos partidos se encuentra IU.  Al mismo tiempo la OSCE hace hincapié en la pleitesía de los llamados medios de comunicación hacía la monarquía, callando y censurando noticias de interés ciudadano según sus intereses políticos y o empresariales, pero sobre todo corriendo un tupido velo ante noticias de cierta trascendencia o evitando indagar más de lo deseable en temas que tienen que ver con escándalos de la Casa Real, dándose la paradoja de que en ocasiones son tratados más a fondo por la prensa de las vísceras(corazón) que por la prensa supuestamente seria . También demuestra que la llamada ley de transparencia busca justo un efecto radicalmente contrario a su nombre,  dificultando el acceso a la información por parte de los ciudadanos, siendo por tanto España incluida en la lista negra de “democracias falsas” en las que también se encuentran Uzbekistán, Bielorrusia, Kosovo, Albania, Rusia, Bulgaria, Turquía, Bosnia-Herzegovina e Italia *.

Por tanto cada cual es libre de dejarse engañar, de creer las mentiras que nos cuentan, de ser cómplice necesario de los criminales recortes a los que estamos sometidos los ciudadanos, de seguir hablando de democracia cuando todos tenemos muy claro que no lo es.  España ahora es un barco que se hunde con botes salvavidas solo para los pasajeros de primera clase, lo triste es que los ciudadanos lo saben y permanecen impasibles, colaborando en el suicidio colectivo, abducidos, sin dar muestras ni deseos de librarse, como si este pueblo fuese un pueblo ignorante o lo que es peor indiferente y apático ante lo que sucede a su alrededor, e incluso así mismo o sus familiares.    La monarquía franquista borbónica nunca lo ha puesto tan fácil, sus múltiples corruptelas, su manifiesta amoralidad, e incluso inmoralidad, su arrogancia y derroches, su desprecio por la democracia, su negativa a dar explicaciones claras y precisas sobre el cómo y el modo en que gasta el dinero que se sustrae a los ciudadanos, hacen que cualquier pueblo con un mínimo de orgullo y conciencia colectiva les hubiese mandado ya bien lejos, pero aquí lo aceptamos con resignación y no pasa nada.

Sí,  hay mucha gentes con ganas de luchar y que lucha, con ganas de participar y que participa, gentes que salen a la calle, que participa en manifestaciones y convocatorias, que agitan las conciencias, pero que en muchos casos se ven impotentes, solos, desprotegidos, sin una organización por la cual canalizar de manera clara y efectiva sus inquietudes y descontento, algunos ponemos nuestras esperanzas en IU, pero vemos que o no saben  o lo que es peor no les interesa involucrarse en la lucha por la república, que no buscan la solución a los problemas de España, que lo que realmente les interesa y preocupa es el rédito electoral que puedan sacar y así no vamos a ninguna parte.
Un amigo me decía que los republicanos tenemos una gran herramienta que no tuvieron nuestros abuelos, la JER, (Junta Estatal Republicana) en la cual están todos los partidos republicanos, incluida el IU, la fuerza con mayor peso político, pero que sin embargo no lleva la iniciativa, dejando que sean las fuerzas minoritarias quienes la lleven, lo cual provoca que esas iniciativas terminen en fracaso, como ha ocurrido en la convocatoria de Jaque al Rey, donde IU en teoría apoyaba la convocatoria pero sin realmente apuntalarla, convirtiéndola en casi invisible y residual.   al republicanismo le falta liderazgo, sin que existan políticos que defiendan con rotundidad la República no se camina hacia adelante,  se habla de la república como algo sin importancia, que la República es mejor y más democrática, pero poco más. Estamos perdiendo la oportunidad de unir el problema catalán y el español  buscando soluciones que nos hiciesen a todos coparticipes de un futuro común, como bien dice otro amigo” estoy más por ver los Estados Unidos de Europa que por ayudar a colocar alambre de espino entre cualquier territorio y el resto de España”, lo cual suscribo a pesar que no quisiera esos EE:UU de Europa.

La JER, me decía  mi amigo, debería ir significándose más, hacer una hoja de ruta, debería ser un lugar donde trabajar decididamente, en ese proyecto que es la República, como bien decía el otro día en un magnifico artículo Isaac Rosa, “¿Y si muere el rey en el quirófano?” : “Es cierto que estamos demasiado ocupados en contener los ataques a la sanidad, a la educación, a la ciencia, a los derechos laborales. Pero el republicanismo debe ser parte de nuestra agenda, y la monarquía no es ajena al derrumbe español, sino que es uno de los pilares que hoy se demuestran podrido.”
“Pero no sé si es suficiente. No sé si estamos preparados para resistir al aluvión monárquico que nos caería encima en caso de muerte o abdicación, ni para impedir que el príncipe no solo suba al trono, sino que se consolide como Felipe VI en muy poco tiempo, atornillado para un largo reinado.”
O se hace una apuesta decidida por la república, o como dice Isaac Rosa, tendremos Felipe VI por muchos años, demos consistencia a la JER, ¿No están todas las fuerzas republicanas representadas en ella? Pues a trabajar por la unión de todos, aportar ideas de manera crítica, o se está o no se está y eso va por todos, incluido quien está haciendo está critica, sabiendo que yo también seré criticado, lo asumo con gusto si esto ayuda en nuestros objetivos, porque hay republicanos, pero no hay debate republicano, por mucho que todos tengamos claro la necesidad de la llegada de la Tercera República, que no ha de venir por sí sola, sino por nuestro esfuerzo particular y sobre todo colectivo.

Para escribir este artículos he utilizado, datos de *Un espía en el Congreso” y conversaciones con dos amigos.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...