jueves, 21 de junio de 2012

LA OTRA CARA DE UCRANIA (IMÁGENES DE CHERNOBIL)




Parece ser que no hemos aprendido nada, la tragedia de Chernobil o más recientemente la segura Fukushima, debería haber sido una vacuna eficaz contra la energía nuclear.  En nuestra tierra, con un gobierno ajeno al latir de ella, con una presidenta que en Castilla-La Mancha solo ve la oportunidad de ampliar su fortuna personal, que ni es de nuestra tierra ni la quiere, nos quieren instalar un cementerio nuclear, un cementerio para enterrar nuestro futuro, a cambio de unas monedas para unos pocos, a cambio de unos miserables 300 puestos de trabajo que en su mayoría se les darán a gente que llegara de fuera, van a hundir y destruir el futuro de nuestra TIERRA.
Jorge Riechmann (2007). Presidente de CiMA, decía hace unos años:
“Mi convicción personal es que la única energía nuclear limpia y segura, que hemos de reivindicar sin tregua, es la de las reacciones de fusión que tienen lugar en el interior del sol y nos llegan luego en forma de bendita luz solar que caldea la atmósfera, mueve los vientos y nutre la vida”.

Sobre el accidente en la central nuclear de Chernóbil, del que no hace mucho se cumplieron 20 años, hubo una fuerte polémica en torno a sus efectos reales que aún sigue coleando. Se ha dicho que la potencia radiactiva del accidente (o de la catástrofe, como se prefiera) fue entre 50 y 100 veces la potencia de la bomba arrojada en Hiroshima. Desde fuentes oficiales se habló de un número reducido aunque importante de fallecidos, mientras que desde otras fuentes independientes se afirmaba que esa información había sido una gran manipulación, una falsificación desmedida y que los fallecidos y perjudicados fueron muchísimos más. Se han dado cifras de más de dos millones de ucranianos afectados, unos 700.000 de los cuales eran niños. Viktor Bryukhanov, el director de la central nuclear en el momento del accidente, ha acusado a las autoridades políticas de proteger ante todo la industria militar con mentiras, acusación que no excluye algunos sectores de las comunidades científicas. Tampoco han quedado al margen de sus críticas países y gobiernos poderosos -EEUU, Japón, Francia y Reino Unido- que, según él, ocultan las causas reales de los accidentes nucleares. Podrías explicarnos algo de esta polémica y por qué, desde posiciones oficiales u oficiosas, no se reconoce lo que realmente pasó y los dañinos efectos que ocasionó. Y siempre se intenta ocultar la verdad con mentiras e informes técnicos imposibles de descifrar.
En Castilla la Mancha parece que todo está permitido, se ha convertido en un laboratorio donde llevar a cabo experimentos políticos y sociales para luego si funcionan extenderlos al resto de España. El problema es que los conejillos de indias somos personas de carne y hueso y nuestra tierra.
Quien piense que debe callar y obedecer lo que diga el partido político  al que ha votado, está muy equivocado, en caso de escape radioactivo no afectara solo a los ganados, las tierras, los quesos, los ajos, el vino o cualquier otro de nuestra tierra, a quienes estamos en contra del Cementerio nuclear, sino a todos, o alguien se piensa que la gente no se lo pensara dos veces antes de comprar algún producto de La Mancha, o no se lo pensara a la hora de decidir por el turismo rural en Castilla-La Mancha.
Puede ser la ruina de nuestra tierra y la lotería para unos pocos que cuando tengan los bolsillos llenos saldrán corriendo hacia otros lugares, más seguros.

A Continuación presento una serie de fotografías de niños de Chernóbil, no son agradables de ver, por lo que advierto que seguro que hieren la sensibilidad de quien la tenga, de quienes venden nuestra tierra las miraran hasta divertidos.

ADVERTENCIA, LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD.
















    Por último las consecuencias 22 años después:




No permitamos que pase esto en Cuenca

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...