martes, 30 de abril de 2013

1º de Mayo 2013, 6.202.700 de razones para pedir la República




El primero de mayo de tanto quitarle sentido reivindicativo y darle más sentido festivo, durante muchos años fue perdiendo su esencia, pareja con la esencia que han ido perdiendo los sindicatos acomodados y en cierto modo cómplices del sistema, que nada  tienen que ver con aquellos sindicatos reivindicativos y luchadores del pasado.  Podría decirse que ni Franco hubiese tenido problema en financiarlos e integrarlos en el sindicato vertical.  Puede ser una percepción exagerada, para muchos tal vez indignante, pero es la que tenemos gran parte de la sociedad española, de los trabajadores españoles, somos muchos quienes vemos a los dos principales sindicatos como parte del Régimen, como parte del problema y eso no es nada bueno, sino justo todo lo contrario.




No debemos olvidar que nosotros también tenemos gran parte de responsabilidad, que también somos parte del problema, nuestro nivel de sindicación está bajo mínimos,  el sindicato no es la cúpula, el sindicato somos todos, si nosotros no estamos o nos callamos,  la cúpula se acomoda y sirve a quien la mantiene sin miedo a que le muevan el sillón. En los sindicatos hay miles de personas honradas que creen que otro modelo es posible, que trabajan desde los mismos con honradez en beneficio de la clase trabajadora, que luchan por ella y junto a ella pero que poco o nada pueden hacer contra la burocracia que controla los mismos, entre otros motivos porque la gran masa de trabajadores no está en el sindicato.


  Ni tenía explicación la pasividad de los sindicatos cuando en España había cuatro millones y medio de parados y era la derecha quien azuzaba a los sindicatos y les echaba en cara su complacencia con el gobierno neoliberal  de Zapatero, ni tampoco en estos momentos con la derecha  conservadora en el poder.


El sindicalismo no es ni debe ser una huelga puntual, sea general o no, y cuando pase se olvida todo, así no lo hacían nuestros abuelos, así no lo hacía CC.OO. durante el franquismo y eso que era bastante más peligroso.   Así se ríen de nosotros, hasta el punto que la vicepresidenta se atreva a decir ante la pregunta de por qué no estaba Rajoy para  dar explicaciones sobre los 6.202.700 de parados se atreviese a decir que el “presidente” estaba solo para cuestiones importantes,  o que la incompetente ministra del paro con risa estúpida se atreva a decir que han salvado miles de puestos de trabajo "Lo que hemos hecho en 16 meses ha sido salvar miles de empleos", su única capacidad y solución es rezarle a la virgen del Rocío, se ve que lo hace con tanta poca convicción que la virgen ni le escucha.


Somos más de seis millones, si a ello sumamos los jóvenes que se han machado por “movilidad  exterior” y los miles de trabajadores emigrantes que se han marchado  posiblemente ya estaríamos sin exagerar en los siete millones.    El gobierno, dicen que ha tirado la toalla, eso es una falacia, como dicen los del PP, el gobierno no ha tirado la toalla, al contrario persevera en su política porque busca un modelo laboral que funciona mejor para el gran capital con un voluminoso ejercito de desempleados, con trabajadores dóciles, mano de obra barata, como la que contratan en países como China, Bangladés, sin derechos laborales, trabajadores que lo sean de la cuna a la tumba. Si alguien tiene dudas que repase las medidas de este gobierno y se paré a pensar un poco, solo un poco.


El primero de mayo debe ser no solo reivindicativo en lo laboral, sino también en lo político, este apéndice de la dictadura que es la monarquía instaurada por Franco, es el mayor problema, la Casa Real ha demostrado estar de acuerdo con las medidas de este gobierno reaccionario, lo ha dicho en multitud de ocasiones por boca del príncipe, en sus discursos leídos, el heredero del dictador por su parte nada ha dicho ni en los discursos navideños, bueno sí, que estaba preocupado por la situación de los jóvenes, sin trabajo, ni casa, eso lo decía mientras derrochaba más de medio millón de euros para acondicionar un palacete para Corina o se iba a matar elefantes derrochando más de seis millones de pesetas por persona, o la reina derrochando a manos llenas en sus viajes a Londres, o los príncipes…, sin ser necesario mentar toda la corrupción que envuelve a tan corrupta institución, no solo al yernísimo y la infanta.    Es muy importante la presencia de banderas republicanas, por patriotismo, entendida la patria tal y conforme la contemplaba la última de la única Constitución plenamente democrática que ha existido en España:

“España es una República de trabajadores de toda clase, que se organizan en régimen de Libertad y de Justicia. Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo. (...) La bandera de la República española es roja, amarilla y morada”.

Publicado también en: Unidad Cívica por la República




Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...