lunes, 15 de abril de 2013

Tras el éxito del 14 de abril...¿Qué?


Ayer fuimos muchos, muchos, pero muchos,  quienes salimos a la calle, jamás había visto tantas banderas republicanas juntas,  fue un gran día, un paso adelante hacia la consecución de la República, nada que ver con años anteriores.    Pero somos todavía muy pocos, a pesar de los más de seis millones de parados, a pesar de los desahucios, de las preferentes, de los recortes al pueblo y los derroches monárquicos, a pesar del insulto a la inteligencia colectiva por parte de la monarquía y del Partido Pnazicional Podrido, somos muy pocos. Hoy por hoy,  trabajan más el rey, la familia Irreal y la corte de bacines que tienen alrededor – y eso que nunca han tenido callos en las manos, ni conocen el significado de la palabra trabajo - más que todos los republicanos juntos,  en algo estamos fallando y mucho.

Posiblemente no sepamos transmitir la idea de la República con la claridad necesaria, puede que la sociedad en su conjunto no tome en serio las opciones que proponemos… Si es que realmente estamos proponiendo algo, que lo dudo,  al menos con la suficiente claridad.  Es como si teniendo el viento favorable y con velas en buenas condiciones nos resistiéramos a desplegar las mismas al viento.  Sin embargo ellos sí que intentan vendernos la moto de la abdicación, dando al heredero del heredero unas virtudes y unas capacidades que jamás ha demostrado, incluso al contrario.

En mi anterior artículo hablaba de la imposibilidad con la actual ley de la abdicación del heredero del dictador porque podría ser imputado. Asunto solucionado y pronto, pronto, aunque no de  la mano no del Partido Pnazional, sino del PsoE, que ya trabaja ya en la ley que regulará la abdicación del rey, ya buscaran la forma de que una vez que abdique no se le pueda meter mano y se vaya de rositas su católica majestad una vez se termine de demostrar lo que todos ya sabemos.   está claro que una vez más la “intocable”, “constitución”, mil veces violada, será de nuevo poseída vilmente por los dos principales partidos del régimen, luego le volverán a coser el virgo, para decir lo inmaculada, virgen y santa que es, a pesar de ser constantemente prostituida al mejor postor, siempre que lo exija el guion.    Puede ser el suicidio del PsoE, sus juventudes empujan en dirección contraria, en favor de la democratización de España, en favor de la República. 

Este sistema corrupto se tambalea, La III Republica es un hecho imparable.   Los jóvenes principalmente, los trabajadores estamos hartos de tanta farsa, de tanta manipulación mediática, es necesario una regeneración total, donde no se insulte a las víctimas del terrorismo financiero para desviar el debate de los escándalos de corrupción que afectan a la monarquía y al Partido Pnazional, es necesario un sistema más justo al servicio de los ciudadanos, donde sea reemplazada la hipocresía y la mentira por la solidaridad y la ética.  La Monarquía es un anacronismo de tiempos pasados, la República es la única salida inteligente para afrontar la situación actual.

Aun así no podemos quedarnos parados, nosotros tenemos la razón y si trabajamos también la fuerza y el poder, no podemos esperar a que caiga por su propio peso, el estercolero en que se asienta la monarquía no está para sostener por más tiempo la mentira, pero si esperamos a que caiga por su pie nos puede caer encima.   No debemos esperar,  hay que trabajar todos en la misma dirección, buscar unos mínimos puntos de coincidencia, sin sectarismo, ni imposiciones, como muchas veces he dicho no se trata de convencer a los convencidos, sino de ayudar a los indecisos a que se decidan, dejemos las banderas partidistas aún lado, vamos a por la república, luego, una vez tengamos la tricolor ondeando en la Zarzuela, hablemos de los flecos.   Comprometámonos todos con la JER, aportemos nuestras ideas, organicemos, que cada uno de nosotros seamos parte del granero necesario.
Recordemos y analicemos los versos de el gran Labordeta:

Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.
También será posible
que esa hermosa mañana
ni tú, ni yo, ni el otro
la lleguemos a ver;
pero habrá que forzarla
para que pueda ser.

Publicado también en : Unidad Cívica por la República

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...