viernes, 12 de abril de 2013

Carta abierta a las Juventudes Socialistas (JJ.SS) y a las bases socialistas del PsoE ante el próximo 14 de abril

Las JJ.SS son republicanas


Lo he pensado muchas veces, me duele criticar al PsoE, me duele escribir PsoE, en lugar de PSOE, mi bisabuelo fue uno de esos primeros socialistas que allá a finales del siglo XIX comenzaron la lucha por los ideales de Pablo Iglesias, mi abuelo estuvo en la cárcel por ser miembro activo y destacado de la UGT, al finalizar la guerra.  La palabra “socialista” me emociona, mi madre me hablaba con emoción del socialismo, de la UGT, de los logros de aquel PSOE de Largo Caballero, del ahínco que ponía el sindicato, la UGT en las luchas campesinas, digamos que a pesar de no haber sido jamás militante del PsoE, en cierto modo me siento unido a esas siglas por la que tantos seres queridos lucharon.  El nombre de Partido Socialista Obrero Español, fue escrito con la sangre de quienes dieron su vida por él, por el socialismo y no lo olvidéis, por la República.


Fácilmente yo podría haber sido militante del PsoE, por tradición familiar, pero cuando yo comencé a pensar y a luchar contra la dictadura, el PSOE, no estaba allí, entre los obreros.  Si estaba en las universidades, y tal vez en las grandes ciudades, yo cuando tenía vuestra edad me llamaba a mí mismo socialista, sin saber muy bien lo que era ni cual era mi ideología, como dice la canción no sabía lo que era pero si sabía lo que no quería ser.


La muerte del dictador me pillo con casi quince años, pero ya estaba metido en el ajo, aunque fuese de manera testimonial.  Fui rebelde, creo comprender a la juventud, al inconformismo que sentís, la decepción ante lo que consideráis posturas poco convincentes de vuestros mayores, de vuestros dirigentes.  Sentís,  que no os representan, porque es así,  no os representan, no podéis estar identificados por ejemplo con el señor Felipe González, señorito andaluz, aunque sería igual de monárquico o derechista si fuese castellano o catalán, tampoco con Chaves o Guerra, que yo no digo que en un momento de sus vidas honestamente se sintiesen socialistas, ahora están muy lejos de serlo, están el PsoE porque así continúan ordeñando la vaca, se sienten cómodos pero no sienten lo que sienten los desahuciados, los parados, los aporreados por la policía, están más cerca de los empresarios,  del PP y del rey que de los obreros y los SOCIALISTAS.


 Ejemplo claro el primero Felipe González,  fue quien acabo con el socialismo en el PSOE, quien menguo las dos letras principales, en la actualidad en un multimillonario que dice,  refiriéndose a los escraches, que "¿Por qué un niño tiene que aguantar presión en la puerta de su casa?" Y  pide  que la movilización contra los desahucios no implique "violencia contra las personas”.  Un socialista hubiese pensado en ese niño que tiene que aguantar el ver cómo los bancos le roba y echan de su casa empleando la violencia contra él y contra sus padres, actuando la policía como sicarios de las entidades financieras, eso es lo que hubiese pensado un socialista, eso es lo que pensáis vosotros, nada tenéis en común con esos presuntos socialistas, porque vosotros sí sois socialistas y por supuesto republicanos, ellos no.
La actual cúpula del PsoE, está muy lejos de dignificar el significado de las siglas Socialista y Obrero. El postulado del PsoE, con matices, bien podría asumirlo cualquier partido de la derecha democrática, digo democrática, debemos tener en cuenta que el PP, es el fraguismo franquista monárquico, estando muy lejos de lo que se puede considerar un partido democrático.  En esa cúpula hay socialistas, pero están en una muy segunda fila, por no decir tercera, si gobernasen harían de manera un poco menos radical, tal vez, una política similar a la que hace la derecha monárquica. Vosotros lo sabéis y lo habéis visto, en la última etapa de la legislatura de Rodríguez Zapatero.  Tampoco entonces se hizo nada contra los desahucios, al contrario, también se ayudó a los bancos, pero no a las personas, a nivel laboral realizo parte del trabajo sucio que corresponde a la derecha reaccionaria, lo sabéis, ese video de militantes de base pidiendo perdón lo deja claro.  No es cuestión de pedir perdón, sino de posicionarse al lado del pueblo, de los que sufren injusticias, desigualdad y son víctimas con la complicidad del sistema monárquico de expolio y la corrupción, los recortes en sanidad, en educación y derechos.

La actual cúpula nada dice de los excesos de la corona, del catering de su majestad, el cual dijo preocuparse de la situación de los jóvenes mientras derrochaba  medio millón de euros en acondicionar un palacete para sus fiestas y caprichos de todo tipo.  Hablan mucho del respeto a la “justicia” pero hacen mutis por el foro ante conductas poco ejemplares de los miembros de la Casa Irreal, no la cuestionan, a lo sumo piden transparencia “con la boca pequeña” o la abdicación del heredero del dictador en el príncipe, el cual  presuntamente es “capaz” para ejercer de rey, aunque para eso cualquier tonto sirve, no quiero decir que lo sea.   Basta con repasar la historia de los borbones, si se salva uno, y tenía sus manías, fue Carlos III, el resto de manicomio o peor parásitos sin oficio ni beneficio para España.  Por tanto, estaréis de acuerdo conmigo con que la abdicación no es la solución, al contrario es alargar la agonía de España y la voluntad del genocida dictador que nos impuso la monarquía borbónica.
Os necesitamos, necesitamos que recuperéis el PSOE, la esencia de aquel partido, el actual PsoE, no tiene nada que ver con el partido de Pablo Iglesias, del mismo modo que nada tiene que ver el PRI actual con el PRI de Emiliano Zapata.  Si sois socialistas, que no lo dudo, tomar el partido, echar a los usurpadores o decir claramente donde queréis estar y donde estáis.  Este 14 de abril salir a la calle con la bandera de la libertad.
Esta “constitución” no es la vuestra y está caducada desde antes de nacer, no la habéis votado, yo tengo más de 50 años y por días tampoco la vote la constitución franquista, cuanto ni más vosotros, no nos sirve, lo poco bueno que tiene es papel mojado, derecho a la vivienda y al trabajo. Solo es eficaz en cuanto a la protección del tumor que tiene nuestro país, la monarquía.

Nadie puede llamarse de izquierdas y ser a la vez monárquico, Nadie que defienda o consienta una monarquía corrupta como la actual puede considerarse de izquierdas ni socialista.  Os queremos a nuestro lado, la República es posible, con vosotros esa realidad está mucho más cerca, es necesaria una unidad de las fuerzas democráticas y de izquierdas, una mesa donde estemos todos aquellos que deseamos un futuro auténticamente democrático para España, sin vosotros, la mesa queda coja.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...