sábado, 7 de septiembre de 2013

Nos han robado (hasta el momento y oficialmente reconocido) 42.500 millones de euros, ¡al ladrón, al ladrón! (Manuel Sogas)







                                                                                                                                                                                             El ministro del Interior, Jorge Fernández, le tiene fobia persecutora, con unos granitos de manía medular intensiva, a Sánchez Gordillo del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores).
El ministro del Interior no tiene despertador ni falta que le hace. Basta con que le susurren al oído por las mañanas y a media voz los dos: “Joselito, Sánchez Gordillo”, para que en oyendo esto, al ministro se le enderecen los cuatro pelillos que tiene, dos por las cejas y otros tantos por las narices, salte de la cama dando botes en plan Jabato en su lucha contra el mal para detener por fin a Sánchez Gordillo por no haber entrado al Mercadona a llevarse unos carritos del “helao”, porque todo el mundo sabe, menos el ministro, que Sánchez Gordillo no entró al Mercadona ni del Mercadona se llevó nada, lo cual no obsta para que el ministro lo quiera detener, más que nada por lo que tiene Sánchez Gordillo de sindicalista.

Pasada la primera carilla de la página de Sánchez Gordillo, en el reverso de la misma, en su parte de atrás, nos topamos con Diego Cañamero, también del SAT, como Sánchez Gordillo, y al igual que este, “perseguido” por el pertinaz ministro del Interior, Jorge Fernández, que está también en un sinvivir por enchiquerar a Cañamero, otro sindicalista, al igual que Sánchez Gordillo, que no ha sido tesorero ni gerente ni donante del PP nunca, o sea, que por esta vía no han delinquido. Tampoco ha tenido acción participativa en los dineros de los ERE andaluces, como el suegro de Javier Arenas. No han participado, que se sepa, en acciones de terrorismo de Estado como se sospecha que pudo hacer el señor Felipe González. Tampoco ha colaborado a la hora de robar al pueblo español los 42.500 millones de euros que ha entregado a la banca el gobierno del PP que preside Rajoy, y del que el luchador a capa y espada contra el crimen, ministro Jorge Fernández, forma parte consustancial.
Entiendo, y lo entiendo muy bien (perdónenme esta pedantería, que un día es un día) que el ministro del Interior no se quiera enterar que en la banda de cínicos, embusteros y demagogos que componen el “babálico” gobierno de Mariano Rajoy y sus ministros, a la entera disposición de la Troika (FMI, BCE y Comisión Europea) para el robo y esquilmo del pueblo español, es donde verdaderamente tiene tajo el ministro del Interior, Jorge Fernández, perseguidor de Sánchez Gordillo, para ponerse las botas deteniendo a diestra y diestra (porque todos son de derechas) a los verdaderos delincuentes.
Es normal (y por eso he dicho que lo entendía y lo entendía muy bien) que a la mano que te mete el dinero en el bolsillo no se le tiene que morder (y mientras más sin vergüenza y sin escrúpulos, menos morder), y siendo el ministro del Interior parte contratante de la primera parte que nos ha robado 42.500 millones de euros, lógico es que no detenga a ninguno de sus coleguis y se entretenga a mirar a Sánchez Gordillo y Cañamero, que nada han tenido que ver con el robo de los 42.500 millones que nos lleva robados la banca, gobierno de Rajoy mediante. Y lo que te rondaré, morena.
Fuente: Crónica de Aragón                                                                                                                                           

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...