jueves, 26 de junio de 2014

Hoy no quiero escribir nada, soy honrado, no estoy aforado y si hoy escribiese lo que siento sería peligroso


Hoy no quiero escribir nada, estoy muy cabreado, soy pobre y además no estoy aforado, porque yo soy honrado y a buen seguro si escribiese lo que en estos momentos pienso iría a la cárcel seguro.   Y eso que yo no suelo tener un lenguaje amenazador ni barriobajero, con perdón para los barriobajeros, que a mucha honra soy yo también.  Porque en esos barrios que llaman bajos, en el más bajo de todos,  hay muchísima, diría que infinita más decencia, honradez  y dignidad que hay entre todos los palacios y aledaños del podrido  Reino de España.  Siento asco,  ver lo que sucede me producen tales nauseas que  me pudiesen leer el cerebro, si transmitiese lo que siento en estos momentos, los mismos que exculpan  y protegen a  presuntos delincuentes mandarían a la policía a la puerta de mi casa. Eso porque soy honrado y no estoy aforado.


Así que hoy, después de haber estado repartiendo currículos por todos lados, después de haber perdido la esperanza de encontrar trabajo, me cago en la puta madre de todos los ladrones, chorizos y delincuentes que nos han robado por encima de nuestras posibilidades, de todos los prevaricadores de todos aquellos que utilizan su aforamiento como escudo  para huir de la justicia, de todos quienes han hundido y están hundiendo este país.

Nada que decir de quienes a pesar de estar aforados sean honrados, que alguno habrá, a nadie insulto en concreto, que como dicen en mi pueblo, “quien se pica ajos come”, solo llamo bastardos e hijos de mala madre a aquellos que realmente lo sean, sin señalar a nadie en concreto, aunque en mi cabeza bailen muchos nombres concretos, por tanto espero que a pesar de ser honrado y no estar aforado no se me detenga.  A pesar de ser más fácil que se detenga a una persona honrada que a un delincuente que esté aforado o que no lo esté y sea hermano o hijo de...

Estoy indignado, aunque mi indignación y asco nada tenga ver con aforamientos o blindajes a pesar de pensar que todos los españoles debemos ser iguales ante la ley. El aforamiento o blindaje ante la ley, solo sirve para que crímenes y corrupciones queden impunes. Las personas honradas en una democracia auténtica no necesitan estar aforadas...


Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...