viernes, 6 de junio de 2014

¿Puede desaparecer el PSOE tras su babeante apoyo al PP y la Monarquía?

Unidos en matrimonio 


 Como referente de izquierdas y republicano desapareció hace tiempo,  aunque entres sus bases las semillas socialistas y republicanas  parecen resurgir, por mucho que su cúpula intente frenar con herbicida esos brotes de libertad y dignidad.   No es nada nuevo que la dirección del PsoE dejó hace tiempo de ser un partido socialista y obrero, ahora ni tan siquiera guardan las normas democráticas, impidiendo la libertad de voto a sus diputados, que deben de elegir entre traicionar la ética de ser fiel a sus principios o traicionar una disciplina de voto impuesta de manera cuanto menos facciosa por una dirección babeante  monárquica empeñada en llevar a cabo matrimonio de conveniencia, un un trío anti natura,  casándose con una anacrónica monarquía desprestigiada por conductas poco ejemplares, impuesta por un dictador y con un partido claramente de extrema derecha como el PP.    
 A  la alternancia en el poder renuncia también con esta boda,  le está pasando como   al  PASOK griego, que de tanta presunta “responsabilidad” ha terminado desapareciendo engullidos por la derecha griega, ambos lamiendo lo innombrable de manera vergonzante al poder político y económico de la derecha más rancia de Europa.


 El  Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) gano las elecciones por mayoría absoluta, pero en lugar de servir al pueblo se arrodillo ante la “troika” y el IV Reich de Ángela Merkel, al igual que Zapatero en la segunda legislatura, lo cual hizo que Grecia perdiese su soberanía y que el PASOK terminase tan desacreditado como su antecesor, Nueva Democracia (el PP griego) al llevar a cabo las mismas políticas antisociales de la derecha, no diferenciándose de la misma.   Cuando  llegaron nuevas elecciones, los griegos ante la derecha disfrazada o la derecha real, dejaron en la estacada al PASOK, que paso a ser la tercera fuerza del parlamento heleno, ningún partido tuvo mayoría absoluta, pero los griegos apuntaban maneras, si el PASOK, se hubiese comportado como un partido de izquierdas su descalabro no habría sido tan importante y podría haber pactado con SYRIZA y el KKE y DIMAR, pero los estrategas del PASOK, seguían dóciles a la troika, del mismo modo que el PSOE en la actualidad, que por su fuese poco se arrodilla y rinde pleitesía en contra de la voluntad de sus militantes a una monarquía heredera directa de la dictadura franquista.  

  El desprestigiado PASOK continua su caída  libre, prácticamente se ha convertido en una fuerza residual, gracias al espectacular ascenso de la izquierda (SYRIZA, el Podemos griego)  pero aun así continua  apoyando de manera incondicional a la derecha Nueva Democracia, solo le falta fusionarse con ella, ya no es alternativa de gobierno, es un partido a la deriva que ha naufragado en un país hundido, el PSOE lleva el mismo camino, es elogiado por Rajoy, por Cospedal, por el Rey y por todo el fascismo patrio. Personajes oligarcas como Felipe González, presuntos corruptos como los ex presidentes de Andalucía, llaman a la responsabilidad de apoyar a una institución corrupta.

La responsabilidad es escuchar al pueblo, escuchar a sus militantes y ser realmente demócratas, la democracia no es como piensa el multimillonario Felipe González o Chaves obedecer sin cuestionar.  Los militantes deben demostrar  que tienen personalidad y criterio, que no le sirve el ser cordero dócil que se conforma con seguir al pastor, que del mismo modo puede llevarle a los mejores pastos  lo puede llevar al matadero.

Es necesario que alguien dentro del PSOE de un puñetazo en la mesa, Susana Díez no lo hará, forma parte de los abducidos por el oligarca del PSOE, pero tal vez Madina, tenga la dignidad suficiente como para escuchar y ser la voz de los militantes, de lo contrario no será digno de dirigir un PSOE que quiere ser fiel a su esencia, actualmente diluida, cual gota homeopática en un inmenso mar de dudas y traiciones.  Los militantes del PSOE lo merecen, pero España también necesita a un partido que realmente sea digno de su historia, no se puede decir que se es republicano y de izquierdas y rendir babeante pleitesía a al heredero del asesino de miles de socialistas, eso no es “RESPONSABILIDAD”, a eso los socialistas dignos, le llaman: TRAICIÓN.


Si no hay nadie que frene la indignidad de los babeantes monárquicos del PSOE, mejor que o los militantes cambien de partido o el partido cambie de nombre.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...