sábado, 14 de junio de 2014

Recobremos la ilusión, logremos la República

Estamos asistiendo a una representación esperpéntica, donde la el Congreso se convierte en una mascarada, en un teatro sin gusto, donde todo se interpreta según un mal guion que impide improvisar un texto alternativo, a pesar de  saber los actores que es un desastre la interpretación.  Donde los representantes del pueblo, traicionan al pueblo y a sus conciencias votando en contra del pueblo, negándoles la voz, y en contra de lo que piensan, por miedo a no salir en la próxima foto, pero olvidando que no son los fotógrafos sus rastreros y babeantes dirigentes, sino el pueblo que quiere recuperar su soberanía y que tendrá en cuenta la traición.


Para salir de la crisis hace falta ilusión, ilusión real, como democracia real, no la ilusión fugaz de una victoria deportiva.   La calle, el pueblo, desde los desahuciados, los parados, los trabajadores, los comerciantes, incluso muchos empresarios, la ciudadanía en general habla de la imposibilidad de continuar con el actual estado de cosas, donde los dos principales partidos nacionales, PP y  PsoE,  junto con el principal partido nacionalista, CiU,  son nidos de delincuentes que han robado a manos llenas a la sociedad, solucionando sus desmanes con más desmanes, recortes en sanidad, educación y derechos de todo tipo, el número de imputados resulta impresionante.  No solo entre la decadente clase política habita la corrupción, absolutamente en todos los estamentos del Estado, los excesos, derroches y falta de sensibilidad social incluida la monarquía, es absoluta, con supuestas amantes a cargo presuntamente de los presupuestos del Estado que a su vez prestan caros “servicios” al gobierno del Estado, desmentidos primero y ante la evidencia reconocidos después y pagados en el paraíso donde cobran o guardan el dinero español todos los corruptos de este saqueado país, Suiza.


La judicatura y la fiscalía del Estado que deberían ser quienes controlasen este desmadre, tampoco están ajenas a esta sinrazón, Bárcenas presumía de tener controlado al juez Antonio Pedreira, que le interesaba mucho que el asunto saliera del Tribunal Supremo, donde estaba precisamente por su condición de senador  y volviera al juez Pedreira. “Él me levantará la imputación”, como así ocurrió, al ser imputado Pedreira archivo la causa “al no encontrar indicios suficientes”.  Podía haber habido más, el caso Carlos Divar, el mucho más escandaloso de apartar al juez Garzón de la investigación del caso Gürtel y de la carrera judicial, o los intentos de quitar del medio ahora al juez Bermúdez por parte del PP, aun sabiendo que el juez Ruz no puede continuar con el caso a partir del mes de agosto.  O la manipulación de la fiscalía que dice que no existen indicios donde si los hay para la imputación de miembros de la Casa Real en el caso Nóos.  Deja claro que así no vamos a ninguna parte, bueno sí al abismo.
Con las entidades financieras convertidas en auténticas asociaciones de malhechores, que han robado y sus ahorros a los jubilados y sus casas a las familias, con el consentimiento y complicidad del Régimen que supuestamente debía protegerlos.    A pesar de ello, estando prácticamente toda la sociedad convencida de la inviabilidad de la Monarquía, somos muy pocos quienes reclamamos la República como una salida lógica y necesaria para acabar con este imperio de la impunidad, donde nadie es responsable de nada, nadie dimite y todo se queda en el “tú más”, "te quitas tú que me pongo yo”  y donde nadie que robe a manos llenas va a la cárcel, pero quien se gaste con una tarjeta ajena 200 €, puede verse en prisión.

Todo el mundo está de acuerdo que este Régimen continuador de la dictadura franquista, podrido y caduco desde su concepción ha fracasado, pocos  quienes  hablamos de República, como si existiese otra salida lógica, coherente, democrática y pacífica al actual caos.   ¿Tanto ha calado en el subconsciente colectivo la manipulación masiva de la ciudadanía, durante estos años de presunta  “democracia” que no somos capaces de transmitir que la República es la forma de Estado de la inmensa mayoría de los países del globo? ¿La única forma lógica y democrática?


Antes teníamos un rey impuesto por un dictador, ahora tendremos dos, pero eso de lo único que sirve es para que se cumpla la voluntad de un liberticida. Solo hay una salida, esa salida es la República, la recuperación de la democracia sobre las bases de la legalidad y la ética republicanas, es deber y necesidad de quienes tenemos clara esa idea intentar transmitirla con claridad, teniendo que el primer objetivo debe ser conseguir la República, la cual  sea aceptada por toda la sociedad, incluidos quienes no se sienten republicanos, si no logramos que esos ciudadanos que son conscientes del fracaso de la monarquía, sean de derechas, centro o izquierdas, apoyen la República, difícil tenemos  el conseguirla.

Tal vez también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...